viernes, 21 de febrero de 2014

21 febrero 2014 Opinión sobre "entrega parcial de armas"

21 febrero 2014

Opinión:

Ante la noticia del desarme parcial presentado por la banda terrorista ETA en el día de hoy y tras las llamadas de numerosos medios de comunicación solicitando mi opinión… pido disculpas por los contactos que aún no he podido atender.

durante años hemos exigido a ETA que desistiera de su actividad terrorista, reconociera el daño causado, entregara las armas y se disolviera.
Desde octubre de 2011 la banda terrorista ETA está vencida, al haber hecho público el comunicado en el que declaraba “el cese definitivo de la actividad armada”. Hace unos meses ya hicieron público el reconocimiento del daño causado, aunque no hay que olvidar que lo eso mismo había hecho con anterioridad el propio portavoz en prisión Arnaldo Otegi, y en Barcelona, en dos ocasiones distintas y ante un grupo de víctimas anónimas del terrorismo lo mismo hicieron el responsable del equipo de abogados Iñigo Iruín y poco después Pernando Barrena.
Así pues, se están dando lo pasos que los diferentes agentes sociales han exigido a ETA que debía realizar.
Ahora, el siguiente paso, el acto simbólico de la entrega de las armas, también se ha llevado a cabo. Aunque es cierto que es una entrega “parcial”, considero que en un paso más que confirma la derrota de la banda terrorista ETA. ¿Quién, considerándose parte de un “conflicto”, entrega parte de las armas si no cree estar ya vencido? ¿Quién, en uno de sus momentos de mayor optimismo, podía pensar que llegaríamos a esta situación el 19 de octubre de 2011?

Por tanto, pese a las declaraciones que algunos supuestos representantes del mundo de “las” víctimas el terrorismo puedan realizar (sin haberlas consultado ni consensuado previamente con sus respectivos “representados”), mi opinión (y la de muchas otras víctimas) es que se ha conseguido el mejor propósito: que la banda terrorista ETA ya no sea una amenaza para la normalidad ciudadana. Muchas víctimas hemos luchado durante años para conseguir ese propósito y estamos contentos de haberlo conseguido y solo esperamos que la legislación se cumpla en estos momentos tan difíciles e importantes.

En referencia al tema de los “verificadores”, aunque no pongo en duda su interés, pongo en entredicho su labor porque no me consta que hayan tenido contacto alguno con alguna víctima para conocer también las reacciones y la problemática generada por tantos años de dolor causado por los terroristas. Considero que sus gestiones, aunque sean de agradecer, quizás no eran imprescindibles… a no ser que la banda terrorista ETA los pusiera como exigencia previa a cualquier paso a realizar… supongo que esa será la razón real de su existencia.

Para terminar, presento el enlace de un comunicado al que se adhirieron el 81 por ciento de las víctimas consultadas:


No hay comentarios:

Publicar un comentario