lunes, 26 de junio de 2017

24 junio 2017 elplural.com (articulo)

24 junio 2017



Treinta años desde el atentado en Hipercor. Más claro, agua cristalina
El dolor continúa 30 años después porque la inmensa mayoría de víctimas del atentado siempre comentamos que “hemos aprendido a vivir con lo ocurrido”

Agradezco el tiempo que los amigos de ELPLURAL.COM me han otorgado para escribir este artículo por la necesidad de meditar en todo lo ocurrido tras los actos en recuerdo de las víctimas del atentado en Hipercor y por haber tenido tiempo para constrastar algunas declaraciones que no me podía creer hasta verlas publicadas.

Es indudable que el dolor continúa pese a los treinta años que han pasado porque la inmensa mayoría de víctimas del atentado siempre comentamos que “hemos aprendido a vivir con lo ocurrido”. Y así es, lo hemos hecho.

Ese aprendizaje se demostró, una vez mas, el sábado 17 de junio en el acto organizado por el Ayuntamiento de Barcelona. En los últimos meses se coordinaron reuniones entre los familiares de las víctimas mortales y los representantes municipales o con la responsable del contenido artístico del acto, Angels Aymar. Unas reuniones en las que el Ayuntamiento presentaba formalmente sus disculpas a los familiares por el olvido en el que hemos estado todos estos años... reconfortante inicio para seguir colaborando.

El acto del sábado fue serio, sobrio, humano, didáctico. Los familiares colaboraron activamente en la realización al ser ellos quienes depositaron en las 21 sillas vacías el objeto que todavía les recuerda a sus seres queridos, en una enorme demostración de fuerza y dignidad. Hubo quien “en nombre de las víctimas” exigió la suspensión del acto por considerarlo dañino para las familias, pero la evidencia no engaña: allí estaban los familiares de 20 de las 21 víctimas asesinadas y casi 30 heridos junto a ellos. ¿Quién participaría en un acto grotesco? Pues a juzgar por los ensayos, las visitas y la participación activa en el acto... fue todo lo contrario. Las muestras de agradecimiento han sido constantes, los abrazos y risas y lágrimas de emoción al terminar fueron eternos. Y por encima de todo,una frase: “por fin se ha hecho un acto donde el protagonismo ha sido para las víctimas. Los políticos, en segunda fila y sin tomar la palabra”. Más claro, agua cristalina.

Y para terminar una sorpresa: la inauguración de la placa que, junto a los almacenes Hipercor, explica lo ocurrido hace exactamente 30 años. Una solicitud comentada hace unos meses y que ha visto la luz en el momento preciso... que fácil es cerrar un proyecto cuando se dialoga con educación y serenidad, sin amenazas ni cartas fuera de lugar, con las personas adecuadas.

También los vecinos de La Sagrera prepararon un acto para recordar a quien resultó afectado en el atentado. El domingo 18 víctimas y amigos disfrutamos de un magnífico concierto de la Orquesta Symphonic Beat, compuesta por músicos que tenían algo especial: ninguno de ellos había nacido cuando ocurrió el atentado. Pasado y futuro unidos en un presente: el reconocimiento a la dignidad de aquellos que realmente fuimos víctimas del atentado.

Del acto del lunes y las consecuencias políticas del mismo prefiero no hablar... para empezar porque no acudí y para seguir porque ¿qué se puede esperar que ocurra cuando se reúnen políticos con derecho a coger un micrófono? ¿Qué se podía esperar si, precisamente, estamos en un momento de enfrentamiento político? ¿Alguien pensó que no usarían la circunstancia para lanzar los mensajes consiguientes a sus cargos?

De la noticia publicada en algunos medios hablando que las víctimas estábamos molestas con el Rey Felipe VI por que no vendría al homenaje del 19 de junio, solo decir que muchos no teníamos ni idea de que viniera o dejara de venir... por lo tanto, lo de “Las víctimas molestas”, como si fuéramos un solo grupo, va a ser que no.

Presento toda esta información para que los lectores sepan que, aparte de la política en el homenaje a “LAS” víctimas en Hipercor del lunes, también se llevaron a cabo otros en los que los verdaderos y únicos protagonistas fuimos las víctimas, sobre todo las que pasamos de ideologías personales para trabajar conjuntamente en un mejor futuro, para que nadie más sufra lo que otros ya hemos sufrido.


Que nadie se deje engañar.

viernes, 23 de junio de 2017

23 junio 2017 (20.06.17) Cadena SER (entrevistas)

23 junio 2017 (20.06.17)



Entrevista en programa “Hora 25” Cadena SER

El pasado martes 20 de junio tuvimos la oportunidad de participar en el programa “Hora 25” de Cadena SER presentado por Angels Barceló. Tras un informe de las consecuencias del atentado a nivel político y social, cuatro víctimas del atentado en Hipercor estuvimos presentes: Enrique Vicente y Nuria Manzanares (padres de dos hijos asesinados junto a la hermana de Nuria), Jordi Morales (resultaron muertos su padre y su madre embarazada) y un servidor.
Creo imprescindible escuchar los testimonios, especialmente de Enrique, Nuria y Jordi. Personas que merecen todo el reconocimiento por la paciencia y la dignidad mostradas ante el abandono y las negativas de la administración para reconocer su situación real. Por tantas víctimas como ellos vale la pena luchar y trabajar, para conseguir que se reconozcan sus secuelas psicológicas como derivadas de atentado terrorista y no como una simple enfermedad común. Personas que no ven sus secuelas reconocidas como derivadas de atentado terrorista pese a sufrir la muerte de sus familiares o pese a haber tenido que ir la misma noche del atentado a reconocer los diferentes cuerpos por si, entre ellos, estaba su esposo.
Y, mientras tanto, otros personajes están viviendo del dolor ajeno, cobrando indemnizaciones y pensiones gracias a sus excelentes dotes teatrales mientras mienten diciendo que son los familiares de algunos muertos o algunos heridos quienes las reciben o explicando actividades y relatos que jamás han realizado.
Así va el país…

Para escuchar el programa, este es el link

http://play.cadenaser.com/audio/cadenaser_hora25_20170620_210000_220000/

23 junio 2017 El Periódico de Catalunya (artículo Sara Bosch)

23 junio 2017



Acuérdense de nosotros
Hace 25 años empecé a oírles. A descubrir la psicología de un dolor distinto del que nunca me hablaron en la facultad

Todo pasa demasiado rápido aquel día en Hipercor. El coche bomba estalló de repente. Ellos, los que se fueron, lo hicieron rápido, sin darles tiempo a sentir, a pensar en lo siguiente que tocaba. Pensamientos rápidos de esos que llevamos en la cabeza mientras nos sentamos, descargamos la compra, nos reímos o -como hoy- nos quejamos del calor. A ellos, a todos los demás, el miedo se les metió rápido en el cuerpo. Implacable. Por debajo de la piel herida, o del alma en grito. Se les quedó en la mirada rápida hacia los lados, en la mirada fija hacia el cielo.
Los 30 años han pasado rápido. Los homenajes también. Y, como entonces, llegó el día después. El largo y lento día después.Y rápidas, las noticias continúan. Ya no es actualidad. Ya pasó…
Hace 25 años empecé a oírles. A descubrir la psicología de un dolor distinto del que nunca me hablaron en la facultad. A llamar a cada trastorno, a cada síntoma con su nombre y su matiz. El temor a tocar casi cualquier cosa de M. por su obsesión a infectarse. El llanto de F., a escondidas tantas noches, hasta que se desbordó en uno de esos aniversarios. El infierno de V., arrastrando la sombra del carbón de los diamantes de su vida. El silencio de B. en las curas terribles, porque nunca se permitió quejarse en voz alta. El marido de D., que se convirtió en algo distinto. El hijo T., que nunca quiso ocupar el lugar de su padre.

No nos usen

Vidas. Vidas que, a sus ojos, han continuado demasiado deprisa. Vidas que desde que les oigo, dicen las mismas cosas: acuérdense de nosotros. Pregunten cómo estamos. No hablen en nuestro nombre. No nos usen. No nos mediaticen. No nos nieguen. Vidas que, desde que las conozco han tenido que luchar contra ustedes, o representantes de lo que ustedes representan, en salas de tribunales. Vidas que han tenido que oír que no han sabido acreditar suficientemente su daño, y que no han tenido la gracia de convencerles.
Vidas que siguen diciéndoles que están hartos de su lugar en la foto. Vidas, víctimas a las que en los aniversarios, les dan todo su apoyo, su reconocimiento y su más sentido…¿qué?. Su sentido de un apoyo solo cuando les es fácil. Cuando vienen directas. Cuando traen bien sus papeles bajo el brazo. Cuando se les muestran cerca, detrás siempre de ustedes, y aún son capaces de darles la mano que tan formalmente les tienden. Con mucho y sentido apoyo.

Dónde estaban en los juicios cuando el abogado de aquello que ustedes representan intentaba humillarles. Dónde estaban cuando aun saliendo dignamente con sus secuelas al viento, otros en su nombre recurrían la sentencia.

Basta ya

Permítanme decirlo por una vez. Me lo he ganado. Basta ya. Basta ya de reconocimientos delante de monumentos de piedra. Resuelvan lo que les falta por hacer. Encuentren a las vidas, víctimas de todos, que aún no conocen. Concedan de una vez el reconocimiento a las que lo son. Dejen su lugar en las primeras filas, ¿qué hacen ahí? Dejen de poner plazos absurdos y nombres aún más absurdos a las heridas psicológicas. No son los correctos. Infórmense. Ni existen las víctimas directas ni las indirectas. O se es o no se es. Y si alguna se les ha colado…no lo paguen con las que bastante desgracia tienen por serlo. Y estén atentos, afinen el oído… suelen ser las que menos hablan, las que menos gritan.
Pregúntennos. A todos los que estamos a su servicio. Les aseguro que nuestra honestidad está demostrada. Siempre que fui juré decir verdad. Resuelvan de una vez, que ese es el único homenaje que necesitan. Y llámenles. A todos. A todos y cada uno de aquellos por los que lo sintieron tanto. Hablen con ellos. Y no permitan que muevan ni un dedo por tener la ayuda que les prometieron. Ya les aseguro que eso vale más que muchas medallas y muchos de los actos con protocolo. Vengan de quien vengan.

Palabras y mentiras

Mientras una de esas vidas siga padeciendo abandono, sentimiento de injusticia o de agravio… serán mentira. Serán mentira sus palabras a sus oídos. Ya se lo digo yo, por si ellos no saben o no pueden. Dejen ya de venir a apoyarles si esa va a seguir siendo su forma de hacerlo.
Hoy me permito pedirles que no les hagan más daño. Ustedes estaban en el bando de los buenos.
El próximo año, o quizás en el 40 o 50 aniversario… o en cualquier cumpleaños de otros terrores, antes de ponerse el traje de gala, quítense la corbata, descalcen los tacones, quítense el pin y el tono de leer ante el micrófono. Vayan a su casa antes que al monumento que elijan, la sala que elijan. Pídanles que les hagan un café. Vayan humildes, sin pedir perdones que no van a resolver problemas reales. Vayan con ganas de saber quiénes son y qué necesitan. Y solo después, después de ellos, dejen las flores que merecen aquellos que les siguen observando desde el cielo.

Opinión:

Qué puedo decir de Sara Bosch, que no haya dicho ya…. la psicóloga que desde 1993 siempre ha estado a mi lado, la que ha escuchado vivencias que nadie mas habrá escuchado, la que se quedó sin trabajo cuando dijo en público que el presidente de una asociación solo buscaba su propio provecho personal, la que recibió el desprecio de un inepto al explicar que las secuelas que cierto personaje se inventa son absolutamente falsas… podría estar días explicando quién es Sara Bosch y no terminaría.
Pero no es necesario. Con leer este artículo que le ha salido del corazón tras asistir al acto del pasado sábado 17 de junio ya está todo dicho. 25 años de trabajo conjunto y siempre al lado de las víctimas del terrorismo, trabajando gratis durante años y años demuestra su alto grado de compromiso con el colectivo.

Y todo gracias a Antoni Bassas, Silvia Coppulo y un programa de TV3. 

22 junio 2017 (18.06.17) (9) Concierto de la Orquestra Symphonic Big Band

22 junio 2017 (18.06.17)

Concierto de la Orquestra Symphonic Big Band

No todos los actos de recuerdo al cumplirse los treinta años del atentado en Hipercor han sido de carácter político... El sábado 17 de junio se celebró un acto en el que el protagonismo fue para las víctimas del terrorismo, especialmente para los familiares de 20 de los 21 asesinados, acompañados de mas de 30 heridos. En cambio, del acto del lunes en el que el protagonismo fue para los políticos y los enfrentamientos posteriores a sus discursos ya se ha visto y dicho todo...

Pero en la línea del acto del sábado y ofreciendo todo el protagonismo nuevamente a las víctimas, la AAVV de La Sagrera preparó un concierto para el domingo 18 de junio en el Parc de la Pegaso. La Orquestra Symphonic Big Band ofreció un extenso repertorio de una calidad incuestionable, con un añadido especial: excepto el director, el resto de la orquesta son jóvenes que ni siquiera habían nacido cuando ocurrió el atentado. El ambiente que se respiraba en los 500 asistentes y entre las víctimas que allí nos encontramos era la muestra de la solidaridad personificada que unida a la alegría del reencuentro con muchos de los clientes que hace treinta años conocí hizo que el tiempo pasara deprisa, muy deprisa...
Y quiero hacer una mención especial a las conversaciones mantenidas con los miembros de la orquesta al acabar el concierto. Ver el interés que mostraron por conocer la verdad de lo ocurrido en estos treinta años me permitió comprobar que además de ser excelentes intérpretes hay algunos que podrían dedicarse perfectamente al mundo del periodismo...

Para terminar, muchas víctimas que estuvieron presentes y muchas que no pudieron estar me piden que haga un agradecimiento público a toda la organización. Dicho queda.
Aunque quien mejor lo pudo hacer, lo hizo... Francesc Manzanares (en Hipercor mataron a su hermana Mercedes y a sus sobrinos Silvia y Jordi), venido desde Madrid para los actos del sábado y del domingo tomó la palabra al final del concierto para agradecer todo el esfuerzo para la organización y la asistencia de los presentes.










Francesc Manzanares agradeciendo a la organización, a la orquesta y a los asistentes todo el interés mostrado

22 junio 2017 (6) El Periódico de Catalunya (opinión)

22 junio 2017 



El patinazo de Puigdemont


Del terrorismo, como del cerdo, se aprovecha todo: el dolor de las víctimas, los éxitos policiales, la unidad de los partidos políticos, el arrojo de los jueces, la guerra sucia del Estado. Todo es susceptible de entrar en el túrmix del debate público cuando el análisis de la barbarie se hace desde una posición partidista. El 'president' de la Generalitat no se ha librado de una tentación generalmente atribuida al PP, al PSOE, al PNV y a Batasuna/Bildu.
Carles Puigdemont no tuvo su mejor día el lunes cuando mezcló la perseverancia de "tantas personas, algunas de ellas anónimas", en la lucha contra ETA con la del "pueblo de Catalunya" en pos de la independencia. Lo hizo en el 30º aniversario del atentado de Hipercor y en plena recta final del pulso soberanista para organizar el referéndum del 1 de octubre. Los guionistas del Palau se pasaron esta vez de frenada en sus furores épicos. La comparación estaba muy traída por los pelos y la ocasión no era la más adecuada, pues se vinculaba el dolor generalizado por la matanza de aquel 19 de junio de 1987 con un proceso político que divide prácticamente por la mitad a la sociedad catalana.
Los estrategas posconvergentes debían de contar con que las reacciones del Gobierno central y del PP serían tan airadas que se convertirían, de rebote, en un éxito del 'president'. Y algunos portavoces populares volvieron a exagerar, pero no tanto como para eclipsar el patinazo de Puigdemont.
Lo sorprendente es que nadie haya sacado punta al término de resistencia frente al terrorismo. Efectivamente, como dijo el 'president', muchas personas (empezando por miles de vascos) dieron testimonio de resistencia ante la lacra terrorista. Pero también lo dio el Estado, el mismo que ahora se siente desafiado por el soberanismo catalán.

Maquinaria implacable

Hubo ruido de sables y sangrienta guerra sucia. Hubo excesos en comisarías y algunas leyes antiterroristas injustas. Pero lo cierto es que el Estado se comportó como una maquinaria implacable ante quienes reivindicaban con métodos violentos –algo que ni por asomo ocurre en Catalunya– el derecho de autoderminación.

Opinión:

Es muy cierto que las palabras del President de la Generalitat no son acertadas porque la comparación utilizada tampoco lo es. Personalmente no entiendo que se planteara ese comentario en un acto que debía servir para homenajear a “LAS” víctimas del atentado en Hipercor (otra cosa distinta es el número de víctimas del atentado presentes en el acto).
Por ello creo que el President debería explicar qué quiso decir con la famosa frase… del mismo modo que el ministro debería explicar la razón que le movió a hablar de la Transición y la Constitución en el mismo acto.
Pero siendo sincero ¿qué se puede esperar que ocurra cuando se juntan representantes políticos de diferentes gobiernos y se les da el uso de la palabra? ¿Qué no hagan política?
Lo que no acierto a entender es que, salvando la representatividad institucional y los cargos públicos, nadie haya tomado las medidas pertinentes ante los ataques y el uso político que algunos hacen con “LAS” víctimas del atentado en Hipercor. Por ejemplo, el periodista Alfonso Rojo…















22 junio 2017 (21.06.17) (5) El Mundo del siglo XXI

22 junio 2017 (21.06.17)



Las víctimas del terrorismo homenajean a Esperanza Aguirre y a Ignacio Echeverría

Dignidad y Justicia congrega a representantes de todos los cuerpos dedicados a luchar contra ETA y contra el yihadismo de España y Francia

Guardaba silencio. Estaba en un segundo plano, retirada de la vida política desde que dimitió de sus cargos. Pero ayer, Esperanza Aguirre acudió a un acto de víctimas del terrorismo, un acto organizado por la asociación Dignidad y Justicia, presidida por Daniel Portero.

Era ella una de las galardonadas con una medalla por su atención como presidenta de la Comunidad de Madrid al colectivo de los que sufrieron el ataque etarra.

Porque hoy Dignidad y Justicia ha logrado reunir a representantes de casi todos los cuerpos policiales del Estado español y francés, y de sus servicios de inteligencia, que han tenido un papel esencial en la lucha contra ETA. Al acto, entre otros, acudió también el titular de Interior, Juan Ignacio Zoido.

Esperanza Aguirre compartió galardón con Ignacio Echeverría, el joven español asesinado en el atentado de Londres. Al acto acudieron sus padres para recoger ese reconocimiento.

En sus palabras, Esperanza Aguirre ha pedido que se respete el Estado de Derecho y que «no se condene con un titular». Aguirre, que ha dicho que comienza ahora «una nueva etapa» en la que seguirá defendiendo la dignidad de las víctimas del terrorismo, ha advertido a «los socialistas que sienten la tentación de aliarse con Podemos» que, tiempo atrás, el líder de este partido, Pablo Iglesias, coincidió con ETA para criticar la Constitución de 1978.

Según Aguirre, lo que Pablo Iglesias dijo fue «que ETA es la que sabe lo que es una democracia y que nuestra Constitución es algo que hay que derogar».

Además de Aguirre y a Echeverría la asociación presidida por Daniel Portero ha reconocido con sus medallas al embajador francés en España, Yves Saint-Geours, al general jefe del Servicio de Información de la Guardia Civil, Pablo Salas y al inspector jefe de la Policía Nacional y miembro del CITCO José Luis Serrano, entre otros.

Ha sido Mikel Lejarza, el Lobo, que estuvo infiltrado en ETA, quien ha entregado algunas de las medallas en un acto en el que los representantes de Dignidad y Justicia han pedido que no haya negociación alguna con los terroristas y han insistido en que la banda no desaparecerá mientras siga habiendo acciones de enaltecimiento, se tergiverse el lenguaje y sigan impunes los 370 crímenes sin resolver.

Opinión:

Es curioso el planteamiento de la noticia y alguien tiene que decirlo… porque el mensaje subliminal es impactante y hay que descubrirlo.

Si analizamos la noticia nos dicen que se logró reunir “a representantes de casi todos los cuerpos policiales del Estado español y francés, y de sus servicios de inteligencia”. Utilizar la palabra “casi” significa que no estban todos y, por lo tanto, no se podía escribir directamente “a representantes de LOS cuerpos policiales…” porque la redacción no sería la correcta.

Mientras tanto y en la misma noticia se utiliza el titular (sí, el titular) que dice “Las víctimas del terrorismo homenajean a Esperanza Aguirre y a Ignacio Echeverría”… ¿por qué en esta ocasión se utiliza el artículo determinado plural que representa la totalidad? ¿LAS víctimas?

Pues nada, desde el cariño y el respeto que le tengo a Daniel Portero (y el lo sabe) me he preguntado cual es la representatividad de la asociación que preside en el total de víctimas del terrorismo asociadas (que tampoco lo son todas) y descubro que, según datos de la administración, es de un 0’45 %.

Curiosa la utilización… no se atreven a DESinformar generalizando al hablar de cuerpos policiales y de servicios de inteligencia pero si se trata de hacerlo con víctimas del terrorismo no existe el más mínimo problema ni pudor ni responsabilidad en hacerlo.

Es la misma situación vivida en las últimas semanas cuando se publicó  que “LAS víctimas piden a Colau que suspenda un acto…” que el Ajuntament de Barcelona estaba preparando desde noviembre de 2016… el resultado fue que familiares de 20 de las 21 víctimas asesinadas acudieron y participaron en el acto y mas de 30 heridos estuvimos presentes.

Es la misma situación en la que se publicó que LAS víctimas estábamos molestas con el Rey Felipe VI porque no acudiría a uno de los homenajes a LAS víctimas en Hipercor… curioso modo de aplicar el artículo LAS cuando no conozco a ninguna víctima del atentado en Hipercor que tuviera noticia de esa visita ni mucho menos hubiera sido consultada para conocer qué pensaba sobre el hecho de que el Rey Felipe VI viniera o excusara el no venir…

Van llegando mas noticias sobre este tema que ya me plantearé si publicar o no, porque creo que hay muchas cosas que no merece la pena ni comentar

Ah, se me olvidaba… el martes me negué por primera vez en treinta años a colaborar con un medio de comunicación… me pedían contactar con víctimas para que ofrecieran su opinión política ante lo sucedido en el acto del lunes por la tarde. Pienso que si quieren hablar con víctimas para hacer política, que llamen a la mayoría de asociaciones o a la Fundación de Víctimas del Terrorismo. La revista ya da muchas pistas…


22 junio 2017 (20.06.17) (4) ETB (opinión)

22 junio 2017 (20.06.17) 



Roberto Manrique es una de las víctimas del atentado en el supermercado Hipercor de Barcelona de 1987. Fue la mayor masacre indiscriminada perpetrada por ETA con un saldo de 21 víctimas mortales.

http://www.eitb.eus/es/radio/radio-euskadi/programas/ganbara/detalle/4915983/todavia-quedan-expedientes-abiertos-victimas-reconocimiento/


‘Todavía quedan expedientes abiertos y víctimas sin un reconocimiento'

El 19 de junio de 1987, ETA colocó un coche bomba en el parking subterráneo del supermercado Hipercor de Barcelona. Fue la mayor masacre indiscriminada perpetrada por ETA que se saldó con 21 víctimas mortales.
Fue el primer atentado en le que se reconoció judicialmente la responsabilidad patrimonial parcial del Estado por un atentado terrorista.

Opinión:

Siguen llegando aportaciones de algunos lectores sobre noticias de los últimos días. En relación a la presente me ha gustado mucho el comentario que aparece en el mail cuando me dicen que “unos siguen haciendo política con el terrorismo y otros denunciáis los problemas reales y trabajáis para encontrarle solución”