viernes, 17 de noviembre de 2017

17 diciembre 2017 (3) El Periódico de Catalunya

17 diciembre 2017



Yihadismo y política exterior
Maria Amparo Tortosa-Garrigós

Cada vez más voces piden condicionar la relación con los países del Golfo a la contención del wahabismo


Existe una estrecha correlación entre nuestra participación en aventuras bélicas en el exterior, generando odios hacia Occidente ya de paso, y la búsqueda yihadista de nuevos acomodos, al verse forzado a encontrar nuevas bases de operaciones y vecindades con Occidente a medida que nuestras intervenciones armadas lo echan de sus enclaves tradicionales. El ejemplo más claro es que tras su cerco en Irak y Afganistán, y al no haber cerrado bien estas guerras planificando sus posguerras y no integrando a las facciones rebeldes, unido al brote de las revueltas árabes, su organización gemela, Estado Islámico (EI), se desplazó a Raqqa para apoyar la guerra en Siria y se aproximó más a nuestras fronteras, a países débiles o sin presencia de Estado que no pueden controlar estas nuevas presencias.
Era previsible que a medida que se liberaran Mosul y Raqqa tuviéramos un efecto rebote en nuestros países, lo que debería pesar más en la agenda exterior. EI tuvo un mayor crecimiento tras el brote de las revueltas árabo-musulmanas, al financiar en el 2013 el wahabismo saudí su expansión a Siria para derrocar al régimen de Al Asad sustentado por Irán, apoyado por países del Golfo y Turquía para penetrar zonas del Magreb y del Mashrek en las que no tenían influencia, siendo la milicia más financiada del mundo (en torno a 2.000 millones de dólares). El telón de fondo son las alineaciones entre países en torno al Irán chií y, por otro lado, la OTAN suní del Golfo y Turquía.
Recurrir a la guerra nos ha demostrado una y otra vez que, lejos de garantizar nuestra seguridad, la empeora, generando más respuestas vengativas contra Occidente. Dieciséis años de guerra en Afganistán han supuesto un gasto de 841.000 millones de dólares y que los talibanes controlen el 63% del país, más de 7.000 víctimas mortales internacionales y 31.419 afganas, sin contar los cientos de miles de heridos. La guerra de Irak está estimada en 1,7 billones de dólares, sin contar los gastos de los veteranos de guerra, y en 134.000 civiles muertos. La posguerra costará a los norteamericanos seis billones de dólares en los próximos 40 años. A España nos costó 260 millones de euros. El total de las guerras de Irak, Afganistán y Pakistán está cifrado en alrededor de los 4,4 billones, 272.000 muertos, 360.000 heridos y 7,8 millones de refugiados. Y tras esto tenemos un semillero de varias decenas de miles de radicalizados en Europa, más los combatientes que están por retornar.
Cada vez más voces piden condicionar las relaciones con los países del Golfo a cambio de contener el proselitismo wahabí, presente también en nuestros países. No sería una fórmula nueva, pues se hizo, y sin afectar a las políticas comerciales, con los países del Magreb-Mashrek para contener a los grupos nacionalistas islamistas tras la culminación de las descolonizaciones, con la Libia de Gadafi para rehabilitar y controlar terroristas cuando nos ha interesado, y con más países para contenernos la emigración. 

17 noviembre 2017 La Razón (opinión)

17 noviembre 2017 



El Supremo dicta que retuitear mensajes pro ETA ya supone enaltecimiento del terrorismo

El Supremo ha establecido hoy en una sentencia que para ser condenado por enaltecimiento del terrorismo no es necesario ser autor de una publicación favorable a, por ejemplo, ETA, sino que basta con retuitear este tipo de contenidos.
Así, la Sala II de lo Penal del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que destaca que el tipo penal de enaltecimiento del terrorismo no exige "que el acusado asuma como propio, razone o argumente la imagen y su mensaje, ni tampoco que sea el que lo haya creado; basta que de un modo u otro accedan a él, y le den publicidad, expandiendo el mensaje a gran cantidad de personas".
La sentencia confirma la condena de 1 año y medio de cárcel que la Audiencia Nacional impuso a Andeka Jurado García, por publicar en Twitter, entre 2014 y 2015, un vídeo compuesto por diferentes imágenes sobre ETA y sus integrantes, en ocasiones armados.
Además, retuiteó una foto del terrorista fallecido Josu Uribetxeberría Bolinaga junto al lema "Adiós y honor" en vasco; y publicó en la misma red dos mensajes sobre este miembro de ETA, condenado en su día por el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara.
El acusado recurrió al Supremo alegando que las imágenes y vídeos reproducidos en su cuenta de Twitter no eran expresión de un mensaje, razonamiento o argumentación propios, sino que existían previamente en los medios, ya que el término retuitear significa reproducir lo que preexistió.
El Supremo contesta que el tipo penal no requiere que el acusado asuma como propio el mensaje o la imagen, o que los haya creado, sino que basta que tengan acceso a ellos y les den publicidad.
También alegaba el recurrente que no era delito mostrar una foto tomada por un tercero, ni tampoco reproducir un vídeo en el que aparece alguien bailando durante el funeral del miembro de ETA Uribetxeberria Bolinaga, porque no fue el acusado quien bailaba, ni quien grabó el vídeo, ni quien lo incorporó a internet.
El Supremo rechaza estas argumentaciones recordando que tampoco importa que la foto sea tomada por un tercero si el que la recoge y lanza a la red pública es el acusado.
"Mostrar determinadas fotos, y más con mensaje añadido, constituye un realce de la conducta y persona y constituye una incitación a la imitación, si al terrorista se le presenta, como un prohombre, modelo a imitar o dechado de virtudes, cuando su fama procede únicamente de ser terrorista", agrega el tribunal.
Acerca de la danza , canto del "aurresku" y otras loas y alabanzas a Uribetxeberría en un vídeo, el TS indica que "no precisa la ley penal que sea el acusado el que baile o grabe el vídeo".

Opinión:

No entraré a valorar la contundencia de la legislación que en las últimas épocas se está viendo en este país.
Pero leyendo la información vuelvo otra vez, a fuerza de ser reiterativo, a preguntarme quéw debería hacerse con tuits como el que reproduzco abajo. Y conste que lo reproduzco desde la mala impresión que me causó el autor desde el día que coincidí con el en un programa de Tele5, impresión que el paso del tiempo se ha transformado en absoluto desprecio por su persona.

Por cierto, el lunes tengo otra reunión en el Ayuntamiento de Barcelona... ¿pido escolta o me arriesgo a ser asesinado por la espalda?

17 noviembre 2017 La Verdad de Murcia (opinión)

17 noviembre 2017 



Zoido pide “estar unidos” ante el terrorismo y “no olvidar” a sus víctimas

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha reivindicado hoy ante asociaciones de víctimas del terrorismo la necesidad de "estar unidos" para derrotarlo y "no olvidar" a quienes lo han sufrido, con el objetivo de "tener siempre presente la historia tal y como fue".
Lo ha manifestado en la clausura de los premios Ayuda 11M, organizada por la Asociación de Ayuda a las Víctimas del Terrorismo del 11M, donde ha felicitado a las asociaciones por conseguir el "reconocimiento social" de quienes han sufrido el terrorismo.
Al acto han acudido la presidenta de la citada asociación, Ángeles Domínguez, la directora general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos, así como otras asociaciones y representantes políticos, entre ellos la diputada del PP Marimar Blanco.
En su intervención, el titular de Interior ha apelado a la "memoria" y al "acompañamiento de las víctimas" como armas para combatir el terrorismo y ha insistido en que "la convivencia pacífica jamás puede sustentarse sobre el olvido".
Y ha recordado que a partir de este mes de noviembre se llevarán a cabo actividades en 52 colegios de España sobre memoria y prevención del terrorismo entre niños y jóvenes "para educar y transmitir el relato real a las nuevas generaciones".
Los premiados en esta primera edición han sido el servicio municipal de urgencias de la capital (Samur-Protección Civil), "por su labor" durante los atentados del 11 de marzo de 2004; una asociación de jóvenes víctimas del terrorismo; y Gabriel Morís, exvicepresidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y perito químico durante el juicio del atentado en el que fue asesinado su hijo.
Durante la inauguración del acto, la presidenta de la Asociación de Ayuda a Víctimas del 11M, Ángeles Domínguez, ha recalcado que con la entrega de premios se ha querido homenajear "no solo a las víctimas de aquel día, sino a todos los que ayudaron".
Zoido ha concluido el acto, en el que se ha guardado un minuto de silencio en memoria de las víctimas, recordando que todas éstas "merecen por igual que las tengamos siempre presentes, mantengamos con ellas un compromiso permanente y real y le pongamos voz al relato de lo que ocurrió".


Opinión:

Me parece alucinante que se entregue un premio a alguien que se ha dedicado a insultar a algunas víctimas durante años y años aunque intuyo que tendrá relación con aquello que se dice de “pagar los favores prestados”.
Por otro lado, que el ministro diga que no hay que olvidar a las víctimas del terrorismo mientras su propio ministerio denegó en 2014 una mínima y ridícula ayuda para localizar a 280 víctimas del terrorismo en Catalunya me parece, cuanto menos, una enorme muestra de cinismo, ¿o quizás es simplemente desconocimiento?
Sea lo que sea, hay quien no merece el puesto que ocupa.


16 noviembre 2017 (3) El Periódico de Catalunya (opinión)

16 noviembre 2017 



Interior pondrá en marcha este mes en 52 colegios un proyecto sobre memoria y prevención del terrorismo

El Ministerio del Interior pondrá en marcha a partir de este mes en 52 colegios de toda España un proyecto sobre memoria y prevención del terrorismo entre niños y jóvenes porque, según ha recalcado el ministro Juan Ignacio Zoido, "educar y transmitir el relato real de las nuevas generaciones es fundamental".
El titular de Interior ha hecho este anuncio durante el acto de entrega este jueves de los premios "ayuda 11M" de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del Terrorismo del 11M, en el que ha destacado "la memoria y el acompañamiento de las víctimas" como "armas imprescindibles" para combatir el terrorismo.
"Todas las víctimas merecen por igual que las tengamos siempre presentes, mantengamos con ellas un compromiso permanente y real y le pongan voz al relato de lo que ocurrió para que nadie quiera cambiar la historia", ha enfatizado Zoido, quien ha recordado que "hay verdugos que asesinan y víctimas".
"La convivencia pacífica jamás puede sustentarse sobre el olvido, sino que debe tener como sólidos pilares la dignidad, la memoria, la verdad y la justicia", ha señalado para enfatizar que "no puede haber dignidad, memoria, verdad ni justicia si nos olvidamos del sufrimiento de las víctimas del terrorismo y de la entereza y el respeto a los principios democráticos y la confianza en las instituciones de sus familiares y seres queridos".
El ministro también ha reiterado su compromiso y el del Gobierno para "la derrota definitiva, incondicional y sin contrapartidas del terrorismo en cualquiera de sus manifestaciones". "Los terroristas son un enemigo de nuestra sociedad y deben saber que los vamos a perseguir allá donde estén para detenerlos y que estamos unidos para derrotarlos", ha enfatizado.

La valía de las víctimas

El titular del Interior ha felicitado a los premiados por su "contribución" a la lucha contra el terrorismo, apoyo a las víctimas y por transmitir los valores y enseñanzas "que contribuyen a realizar un relato verdadero, para que jamás se olvide que hay verdugos que asesinan y víctimas".
De la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11M, Zoido ha elogiado su contribución decisiva "al reconocimiento social que hoy en día tienen merecidamente todas las víctimas" gracias a su "compromiso, ejemplo y firmeza".
"Las asociaciones constituís y constituiréis el pilar fundamental de apoyo a las víctimas y sus familias. Nadie puede empatizar mejor con quien ha sufrido el terrorismo que aquel que lo ha compartido y esa cercanía no puede ser reemplazada por nadie ni por nada. De ahí lo indispensable de que sigáis existiendo y ejerciendo esta insustituible labor", le ha dicho a su presidenta, Ángeles Domínguez.
El ministro también ha destacado el trabajo que está desarrollando la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11M que, ha recordado, ha sido incluso reconocido por la Comisión Europea al elegirles, a través del Proyecto de La Voz de las Víctimas en Europa, para crear una Red Europea de Asociaciones de Víctimas del Terrorismo.

Opinión:

Espero que quien acuda a los colegios a explicar relatos y experiencias puedan ser personas que los hayan vivido realmente y no los reciñen llegados que se arrogan las vivencias y el dolor ajeno para ir contando milongas. Es evidente que algunos estaremos muy pendientes de que nadie hable en nuestro nombre y menos aquellos y aquellas que se han inventado secuelas y heridas que, en realidad, hemos sufrido otras víctimas.
Lo mismo se debería aplicar a aquellos y aquellas que han estado muchos años intentando ser reconocidos como víctimas del terrorismo y que continúan hablando sin serlo porque, no nos engañemos, ser miembros de según qué asociaciones virtuales no es garantía de nada en absoluto.
Personalmente recomendaría a los organizadores de todos estos actos que antes de hacerlo consultaran las sentencias y las resoluciones administrativas para poder tener cierta credibilidad. De lo contrario, todo su esfuerzo se perderá ante la documentación que otros podamos aportar…


jueves, 16 de noviembre de 2017

16 noviembre 2017 (2) La Vanguardia (opinión)

16 noviembre 2017



Estupor en Euskadi por los paralelismos forzados con el ‘procés’ catalán
Sociólogos y politólogos analizan para ‘La Vanguardia’ cómo vive la opinión pública vasca la actualidad catalana

Una estelada ondea en el balcón de una céntrica calle donostiarra. También en Bilbao o en el Casco Viejo de Pamplona pueden verse varias de ellas, donde en algunas paredes destacan mensajes a favor de la independencia catalana. El procés no sólo ha despertado un gran interés en Euskadi y Navarra sino que a su vez ha suscitado numerosos paralelismos. Términos como ‘presos políticos’ o ‘kale borroka’ inundan los discursos mediáticos y se reproducen en tertulias y redes sociales. ¿Son válidas esas comparaciones? Expertos en política y sociología del País Vasco analizan para La Vanguardia estas analogías y el impacto de la situación catalana en Euskadi.

La situación de los presos preventivos y su capacidad de participación política, por ejemplo, son viejos conocidos en el País Vasco desde finales de los ochenta, cuando Herri Batasuna tenía como costumbre presentarlos como candidatos a las elecciones. Una táctica contra el sistema en una época en la que su actividad en la Cámara no estaba normalizada. Casos como el de Juan Carlos Yoldi, que fue candidato a lehendakari en una sesión de investidura –el único día que participó en el Parlamento–, José Antonio Etxeberria o Josu Urrutikoetxea (Josu Ternera) ejemplifican ese debate jurídico-político que ahora se libra en Catalunya.

De hecho, la consideración de los ‘Jordis’ y los consellers encarcelados como ‘primeros presos políticos’ chocó mucho en un territorio donde ese vocabulario ha sido muy común. “En Catalunya –indica Mario Zubiaga, experto en Ciencias Políticas de la Universidad del País Vasco (UPV)– se han descubierto algunas formas de actuar que aquí ya se vivieron con la persecución jurídica a la izquierda abertzale desde los noventa o juicios como los de los periódicos Egin y Egunkaria”.

Como en el resto de comparativas, el background político vasco poco tiene que ver con el de Catalunya. “En el caso de la izquierda abertzale se podía argumentar connivencia o relación de colaboración con una organización terrorista; en el caso catalán no ha hecho falta ni siquiera conectarla con una asociación violenta”, subraya Zubiaga.

Escasa sorpresa por las cargas y detenciones

Los puntos descritos como comunes han alcanzado hasta el aspecto violento, con comparaciones de situaciones del procés con la kale borroka, algo que se ve con estupor en Euskadi. Un comunicado de una asociación de guardias civiles incluso relacionó la situación vivida en Catalunya con los duros años 80 en el País Vasco. 

“Algunas comparaciones han sido muy forzadas –sostiene Rafa Leonisio, politólogo y miembro del Euskobarómetro–, si ha habido violencia en Catalunya ha sido muy esporádica: no se puede comparar atacar un patrol de la Guardia Civil con arrojar cócteles molotov contra sedes de partidos”. “Tampoco la violencia y represión en Catalunya a la que ha aludido el entorno abertzale se puede relacionar con la situación vasca, donde ha habido torturas, por ejemplo”, asegura.

La respuesta policial al 1-O y sus distintas visiones previas y posteriores muestran claramente la diferencia de escenarios. “En Catalunya –dice Jule Goikoetxea, filósofa política vasca y profesora de la UPV– sorprendió esa deriva represiva; en Euskadi, que ha conocido de primera mano, se esperaba que ésta fuese hasta mayor”.

Para Goikoetxea esta sorpresa se ha trasladado al ámbito político tras la detención del Govern que siguió a la DUI, una decisión jurídica que en Euskadi se veía casi asegurada y que resume esas “culturas políticas muy diferentes” que, en el caso vasco, está obviamente marcada por una larga historia de violencia. Cuarenta años de conflicto armado que dificultan cualquier comparación posible con un proceso pacífico como el catalán.

Apoyo al procés pero sin vías unilaterales

“El procés –cuenta Zubiaga– se ve en el ámbito soberanista con envidia: Catalunya está avanzando por una senda que aquí se abrió desde el punto de vista teórico hace 20 años”. Desde el Plan Ibarretxe, recuerda, se ha hablado de derecho a decidir, Estado asociado y antes también se abordó la doble legitimidad obedeciendo sólo a las instituciones propias. Para Zubiaga, en Catalunya se ha alcanzado la madurez y la coyuntura que no existieron en Euskadi para “crear algo parecido a una hoja de ruta”.
El sector más soberanista vasco apuesta por sincronizar ese camino con Catalunya, una opinión que choca con una visión mayoritaria que se aleja de esa vía. Según el mismo sondeo, el 62,9% no aplicaría el proceso catalán en Euskadi. Más autogobierno sí pero alejado de fórmulas unilaterales. “Hay cierto distanciamiento –explica Rafa Leonisio, politólogo y miembro del Euskobarómetro–, se ve con cierto cansancio y no hay ganas de repetir”.

El largo escenario de violencia en el territorio y la intensidad política alcanzada podrían explicar ese alejamiento. “No es cansancio –discrepa Zubiaga– pero la da sensación de que cuesta iniciar otro modelo soberanista: hace falta un breve periodo de descanso social en algunos sectores y cerrar también algunos flecos pendientes”.

A pesar del sesgo que supone el posicionamiento independentista o constitucionalista en Euskadi a la hora de valorar la situación catalana, lo que sí parece claro es el respaldo generalizado a la movilización ciudadana. Una encuesta de EiTB realizada tras el referéndum del 1-O otorgó a este movimiento popular una nota de un 7,31. Calificación que contrasta con la oposición masiva a la gestión de Rajoy así como a la actuación de las Fuerzas de Seguridad: el 78,9% considera que fue “desproporcionada”.

El PNV asienta la bilateralidad

Apoyo al procés pero con una vía bilateral propia. La posición del PNV parece ser la visión mayoritaria vasca en estos momentos, un alejamiento de las propuestas unilaterales que a día de hoy atrae al electorado vasco. Si los comicios autonómicos se celebrasen hoy, el PNV no sólo volvería a ganar si no que aumentaría en un asiento su representación.

A pesar de la campaña tanto de la izquierda abertzale como de Podemos pidiendo que rompan su coalición con el PSE tras la aplicación del 155, los jeltzales han blindado el pacto. “El PNV –resume Leonisio- no quiere ni oír hablar de un procés, sabe que la sociedad no le seguiría si se echa al monte”.

La apuesta peneuvista es clara: aumento de la independencia a través del ensanchamiento del autogobierno. En esa línea, entre los primeros objetivos de su acción política aparece ahora la transferencia de competencias pendientes, como la Seguridad Social y la gestión de centros penitenciarios.
Los expertos consultados coinciden en que este camino está actualmente mucho más refrendado en Euskadi que la vía catalana, modelo que se considera que “pondría en riesgo el autogobierno”. “Hasta gente que ve Catalunya como algo ilusionante –explica Goikoetxea– teme que pueda tener consecuencias económicas en el País Vasco o derive en una represión jurídica e institucional”. Con o sin paralelismos y vasos comunicantes, lo que está claro es que en Euskadi se sigue con lupa todo lo que pasa en Catalunya.

Opinión:

Este estudio debería publicarse en todos los informativos de TV, periódicos y radios de toda España. Sería muy didáctico que se dieran a conocer estas opiniones, especialmente en aquellos sectores que se retroalimentan: especialmente es los que de manera interesada y zafia confunden independentismo con terrorismo.

La frase “En el caso de la izquierda abertzale se podía argumentar connivencia o relación de colaboración con una organización terrorista; en el caso catalán no ha hecho falta ni siquiera conectarla con una asociación violenta” resume en muy pocas líneas la realidad de lo que se está viviendo. Personalmente creo que hay gente que está deseando que ahora en Catalunya algún descerebrado queme un contenedor o incluso cause daño a otras personas para así tener la “excusa” para imponer, aún más si cabe, la línea dura que se marca desde sectores políticos.

Leer que “una asociación de guardias civiles incluso relacionó la situación vivida en Catalunya con los duros años 80 en el País Vasco” muestra hasta qué punto puede llegar la ignorancia de algunos. Recuerdo cuando había que ir al País Vasco y antes avisar para recibir cierta protección, lo cual no ocurre en absoluto en Catalunya. Recuerdo cuando la banda terrorista ETA asesinaba en el País Vasco y día tras día a Guardias Civiles y Policías Nacionales… pero no recuerdo que nadie enviara refuerzos para evitar mas muertes, ni siquiera un yate al puerto de Bilbao con unos pocos efectivos para controlar a los asesinos etarras… Comparar aquellos años en el País Vasco con lo que ahora se vive en  mi tierra es un enorme error que ofende a algunos que vivimos ciertos problemas en “el Norte”, aunque a otros no parece ofenderles porque o bien les interesa el mensaje partidista oculto tras esas comparaciones o bien jamás estuvieron en el País Vasco en aquellas décadas (por mucho que ahora se inventen historias y hasta secuelas).

Y la frase “cuarenta años de conflicto armado que dificultan cualquier comparación posible con un proceso pacífico como el catalán” creo que es la que mejor resume la situación. No podemos olvidar los atentados que en Catalunya cometieron EPOCA o Terra Lliure (sí, en nombre de una supuesta representación independentista, craso y grave error)… pero comparar la situación con la actualidad es una enorme exageración.
Si la comparación es interesada o no, eso ya es problema de cada cual. Se traduce en una palabra: “SENY”… justo lo que a muchos les falta ahora. Pero es normal, no tiene traducción a otro idioma…

Y para terminar, si alguien quiere conocer la postura del Gobierno Vasco tras lo ocurrido en Catalunya el 1 de octubre, ahí tiene el link… siempre he denunciado ese extraño espejismo que mucha gente en Catalunya ha tenido hacia “los vascos y las vascas”, especialmente por su lucha “contra ETA”… pero es lo que hay…


http://www.europapress.es/nacional/noticia-urkullu-mantendra-relaciones-institucionales-gobierno-pp-pese-traspasado-lineas-rojas-20171002131806.html

16 noviembre 2017 La Vanguardia (opinión)

16 noviembre 2017 




2017 Global Terrorism Index de IEP: las muertes por terrorismo bajan un 22% en comparación al pico de 2014 pues el extremismo islamista radical está de retirada

Por segundo año consecutivo, el número total de muertes baja un 13% respecto al año anterior en comparación con 2015.    - Siria, Pakistán, Afganistán y Nigeria, cuatro de los cinco países más afectados por el terrorismo, registran un 33% menos de muertes.   - La mayor caída se produjo en Nigeria donde las muertes de terrorismo atribuidas a Boko Haram cayeron en un 80% en 2016.  - ISIL desafía la tendencia positiva con un 50% más de personas asesinadas por el grupo que en 2015, dando como resultado su año más mortífero con más de 9.000 muertes, principalmente en Irak.  - En 2016, los países de la OCDE experimentaron el mayor número de muertes desde 2001, pero 2017 marca una reducción significativa en comparación con 2016 coincidiendo con la disminución de capacidad de ISIL en su núcleo.   - Los ataques terroristas son cada vez menos sofisticados y con más probabilidades de dirigirse contra objetivos civiles en la OCDE, tales como ataques con vehículos; pero las mejoras en las estrategias de lucha contra el terrorismo se trazaron más en 2016 que en 2015 y 2014.    
Por segundo año consecutivo, han disminuido las muertes por terrorismo según el 2017 Global Terrorism Index (GTI). Hubo una disminución del 22% a 25.673 muertes en comparación con el pico de actividad terrorista en 2014 cuando fueron asesinadas más de 32.500 personas.
La tendencia a la baja destaca un punto de inflexión en la lucha contra el extremismo islamista radical con cuatro de los cinco países más afectados por el terrorismo, Siria, Pakistán, Afganistán y Nigeria, registrando una mejora. La mayor reducción ocurrió en Nigeria, donde las muertes atribuidas a Boko Haram disminuyeron en un 80% en 2016, el grupo terrorista se enfrentó a una creciente presión de la Multinational Joint Task Force.
Irak fue el único país de los cinco más afectados por el terrorismo en registrar un aumento de muertes, principalmente impulsadas por ISIL al aumentar los atentados suicidas y ataques contra la población civil para compensar pérdidas territoriales. El total de muertes atribuidas a ISIL aumentó un 50% en 2016, marcando el año más mortífero del grupo. La mayoría de las muertes ocurrieron en Irak, lo que representó el 40% del aumento.
El informe anual, desarrollado por el Institute for Economics & Peace (IEP) basado en la Global Terrorism Database del National Consortium for the Study of Terrorism and Responses to Terrorism (START) así como otras fuentes, proporciona el recurso más completo sobre tendencias mundiales de terrorismo.
El informe encuentra que si bien el número global de muertes y ataques registró un descenso en 2016, hay todavía preocupantes tendencias pues más países que en cualquier otro momento de los últimos 17 años experimentaron al menos una muerte por terrorismo. En total 77 países experimentaron al menos una muerte por terrorismo, hasta de 65 en 2016 - dando como resultado la puntuación global de GTI, registrando el impacto del terrorismo, un empeoramiento del 4% desde 2015.
Steve Killelea, presidente ejecutivo de IEP, dijo, "El informe de este año marca un momento histórico en la lucha contra el extremismo islamista radical. Cuatro de los cinco países más gravemente afectados, Siria, Pakistán, Afganistán y Nigeria, habían registrado reducciones significativas en el número de muertes. Juntos, Boko Haram, los talibanes y al Qaida mataron a 6.000 personas menos en el año 2016 que en 2015. EL descenso de Boko Haram en Nigeria está teniendo un efecto dominó positivo con Camerún, Chad y Níger colectivamente registrando un 75% menos de muertes."
"Aunque estos avances son alentadores, existen aún graves motivos de preocupación. La futura estabilidad de Siria e Irak desempeñará un papel crítico en determinar el impacto del terrorismo en los próximos años. En Irak, el gobierno se enfrentará a desafíos en el mantenimiento de una paz duradera a través de una sociedad incluyente que evita avivar la violencia sectaria. También sigue la amenaza en evolución de ISIL. Mientras que ha sufrido importantes reveses en su territorio, fuerza militar y financiación, el potencial para los endurecidos combatientes a dejar y unirse a nuevas permutaciones en otras zonas de conflicto alrededor del mundo es muy real. Los países de la OCDE se enfrentan a este desafío al volver los combatientes extranjeros desde Siria e Iraq con ataques directo de ISIL aumentando de 11 países en 2015 a 15 en 2016."  
Los países europeos y otras naciones desarrolladas siguieron registrando una tendencia negativa con la actividad de ISIL como impulsor primario. Excluyendo los atentados del 11 de septiembre, 2016 fue el año más mortal de terrorismo en países de la OCDE[1]desde 1988. Sin embargo, la respuesta militar a ISIL y su capacidad de disminución ha coincidido con una reducción significativa en las muertes, de 265 a 82, en el primer semestre de 2017, en comparación con el año completo en 2016. Esto indica una tendencia futura potencialmente positiva.
Las mejoras en las estrategias de lucha contra el terrorismo han frustrado más ataques que en años anteriores. Esto, en parte, refleja una mayor asignación de recursos para la lucha contra el terrorismo así como las estrategias más eficaces. Dos de cada 10 ataques fueron prevenidos en 2014 y 2015, mientras que tres de 10 ataques fueron frustrados en 2016. El tipo de ataque afecta a la probabilidad de éxito en su prevención. Casi la mitad de todos los ataques con bombardeos y explosiones fueron frustrados, pero los ataques de bajo coste, baja tecnología, como el uso de vehículos son más difíciles de evitar. Desde el ataque de camión en Niza en julio de 2016, al menos otros 13 ataques con vehículos se han realizado en países de la OCDE incluyendo el ataque del 31 de octubre de 2017 en Manhattan. Once de estos ataques se han dirigido explícitamente a civiles con al menos seis multitudes como objetivo.
Una conclusión clave de la investigación es que el 99% de todas las muertes por terrorismo en los últimos 17 años se han producido en países que están en conflicto o tienen niveles altos de terror político. Terror político significa la presencia de asesinatos extrajudiciales, tortura y encarcelamiento sin juicio. Este hallazgo muestra los riesgos asociados con las estrategias de lucha contra el terrorismo que pueden exacerbar los agravios que impulsan el extremismo y el terrorismo. Turquía y Egipto registraron algunos de los mayores incrementos en muertes tras la importante represión del gobierno.
Muertes y ataques terroristas todavía están altamente concentrados con un 94% de todas las muertes terroristas teniendo lugar en Oriente Medio y Norte de África, África subsahariana y Asia meridional. América Central y el Caribe es la región menos afectada con sólo 12 muertes, o menos del 0,4% del total.
El impacto económico global del terrorismo en 2016 fue de 84.000 millones de dólares estadounidenses, una reducción de casi 6.000 millones de dólares estadounidenses en comparación con el año 2015. A pesar de la alta cifra absoluta, el impacto económico del terrorismo es pequeño en comparación con otras formas importantes de violencia. El impacto económico del terrorismo asciende a sólo el 1% del total del impacto económico global de la violencia, que alcanzó 14,3 billones de dólares en 2016.

Opinión:

Hay que conocer también que sólo una de cada cien víctimas por terrorismo en 2016 fue asesinada en un país de los considerados como desarrollados…

Las cifras son frías pero clarificadoras: en 2016 hubo un total de 25.673 fallecidos por terrorismo en todo el mundo, un descenso del 13% con respecto a 2015 aunque Estado Islámico casi dobló su activista terrorista. Los países con mas muertes a causa atentados terroristas han sido Irak, Afganistán, Siria y Nigeria.

Ah, un pequeño detalle que no aparece en la información del estudio de Global Terrorism Index: ¿tienen claro conjuntamente TODOS los países lo que puede considerarse “terrorismo”? Si no es así, y no lo es, las cifras deben ser muy diferentes.
Dicho esto, enhorabuena a los “especialistas” en el tema.


miércoles, 15 de noviembre de 2017

15 noviembre 2017 ABC

15 noviembre 2017



Una red yihadista preparó en 2015 un ataque al Parlament

Según el Instituto Elcano, un tercio de los detenidos en España estuvo en células con capacidad de atentar

La Plaza de España, el Parlament de Cataluña, el estadio de Montjuic o las piscinas de Picornell ubicadas en el anillo olímpico fueron los «blancos designados» con «el fin de atentar» en la Ciudad Condal por una célula terrorista que fue capturada en abril de 2015 entre las provincias de Barcelona y Tarragona, según recoge un informe del Real Instituto Elcano presentado ayer en Madrid sobre la actividad yihadista en Espa- ña entre 2013 y 2017, que radiografía las hasta 69 células, grupos y redes (CGR) desarticuladas en nuestro país durante este periodo.
El estudio, desarrollado por el director del Programa sobre Terrorismo Global de la institución, Fernando Reinares, y la investigadora principal del mismo proyecto, Carola García-Calvo, certifica que casi un tercio –un 27,7%– de los 230 aprehendidos o muertos por delitos de yihadismo en España a lo largo de esos cinco años estaban implicados en CGR «con capacidades operativas y voluntad de atentar dentro» del territorio nacional.
Armas y explosivos Partiendo del análisis de las funciones de esos individuos, el documento concluye que varias de esas células fueron interceptadas cuando ya habían llegado a «unas fase de preparación» de ataques, caso de la mencionada al comienzo, y que se corresponde con la operación Caronte llevada a cabo por los Mossos d’Esquadra en abril de hace dos años. Los arrestados entonces –inicialmente 11, en su mayoría españoles y marroquíes– discutieron si actuar «usando una furgoneta en la que fueran camuflados, con armas largas y granadas de mano», si bien el estudio indica citando fuentes de la Audiencia Nacional que habían acumulado grandes cantidades de sustancias químicas válidas para «fabricar artefactos explosivos», además de armas blancas, de fuego y munición.
El informe del Instituto Elcano identifica también que algunos de los grupos interceptados en España estaban un escalón por debajo, esto es, «habían avanzado» en la «planificación» de atentados. Se cita como ejemplo una célula de tres marroquíes desmontada en Madrid en noviembre de 2015, que se planteó recurrir a la «lapidación» y el «uso de granadas –aunque el líder sugirió «mejor con una espada para que haya sangre»– para atacar el bar cercano a la vivienda de uno de ellos, en el que se reunían musulmanes moderados. La detección de su «voluntad plena de pasar a la acción» precipitó su arresto.
En el estadio más inicial del atentado, el de ideación, sitúa el estudio a cuatro de cada diez yihadistas detenidos en España con implicación en células operativas. Es el caso de los ocho atrapados dentro de la operación Cesto de junio de 2013 que hablaban de hacer «la yihad aquí, en Ceuta», su localidad natal y de residencia.

La única red que ha conseguido llegar al grado de «ejecución» fue la de Ripoll que perpetró los atentados de las Ramblas de Barcelona y Cambrils en agosto de este año.