viernes, 2 de diciembre de 2022

02 diciembre 2022 El Mundo del Siglo XXI (opinión)

02 diciembre 2022 


 

Exposición de fotos

Homenaje de la comunidad india en Madrid a las víctimas de los atentados de Bombay, 14 años después

El hotel Mayorazgo acogerá este sábado el acto de recuerdo por los ataques que dejaron 174 muertos y más de 300 heridos, donde por poco se salvaron Esperanza Aguirre y una delegación comercial

Este sábado se podrá ver en Madrid por segundo año consecutivo una exposición de fotografías sobre los atentados de Bombay de 2008. Pese a la lejanía del lugar de los ataques, muchos madrileños recordarán que la entonces presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, estaba en India de viaje con una delegación de empresarios justo cuando ocurrió la matanza.

"Salí descalza pisando charcos de sangre", recordó en su día Aguirre, que se libró por poco de la masacre que dejó 164 muertos y más de 300 heridos, entre otros lugares de la ciudad, en el hotel donde se alojaba la delegación madrileña. 

La comunidad india en Madrid rendirá homenaje este sábado a las víctimas, ya que esta semana se han cumplido 14 años de la tragedia, que duró tres días (del 26 al 29 de noviembre) porque hubo diferentes ataques. Para recordar la barbarie del islamismo radical, la exposición de fotografías que servirá para ilustrar el homenaje incluye a Hafiz Saeed, el paquistaní líder del grupo terrorista Lashkar-e-Taiba, autor de los atentados.

Los organizadores del acto explican que también se homenajeará a las víctimas del 11-M en Madrid y del 11-S en Estados Unidos. Además, otro de los objetos de la exposición es "solidarizarse con el pueblo Afgano, cuyo país también ha sufrido el terrorismo", explican.

Al igual que el año pasado la propia Aguirre inauguró la muestra, se espera que este sábado sea el empresario Arturo Fernández, en aquel entonces presidente de la patronal madrileña, el que inaugure la exposición.

Opinión:

Leyendo la noticia me asalta una duda... según la noticia (y ya desde aquel día en el que ocurrió) se explica que estaban presentes Esperanza Aguirre y Arturo Fernández (el actor no, el otro). Ya dije entonces, y me cayeron palos desde varios sitios diferentes, que me gustaría saber si estas dos personas solicitaron y si obtuvieron el RVT (reconocimiento víctima del terrorismo).

La respuesta que siempre me han dado ha sido que eso son “datos confidenciales”, pero en mi propio caso y el de miles de otras personas no implica ningún problema que se conozca si cumplimos (o no) los requisitos para ese RVT.

Así pues vuelvo a preguntar si hay alguien que tenga la valentía suficiente para investigar esa cuestión… más que nada por un argumento que cae por su peso: si el Ministerio deniega ese RVT a personas que se encontraban a dos metros del lugar exacto en el que ocurre un atentado terrorista e incluso han entablado conversación con los asesinos mientras estos disimulaban su presencia ¿podría Esperanza Aguirre tener ese RVT si, como ya ha sido publicado en diversas ocasiones, se encontraba a 300 metros de lugar del ametrallamiento?

Y ya puestos, un afectuoso saludo al matrimonio valenciano residente en Catalunya que TAMBIEN fueron víctimas de ese atentado. En su caso, víctimas heridas gravemente a las que se dejó en Bombay mientras otros regresaban urgentemente a Madrid en avión oficial.

Luego nos cuentan que todas “LAS” víctimas son iguales…

Ah, otra pregunta: ¿por qué se homenajeará a las víctimas del 11-M en Madrid y del 11-S en Estados Unidos y no a las de Alcanar, La Rambla, Zona Universitaria, Cambrils, Olérdola, Túnez, Saná, Sharm-el-Sheik, Londres, Casablanca, Marraquech, París…¿ ¿O es que no eran víctimas TAMBIEN españolas?

Y no me vale que me digan que la organización corre a cargo de la comunidad india porque, que yo sepa, ninguna de esas ciudades y todavía menos Nueva York o Madrid son ciudades “indias” ¿o sería mejor decir hindúes?

 

01 diciembre 2022 Cadena COPE (opinión)

 01 diciembre 2022 

 


La Audiencia Nacional investiga por terrorismo los paquetes bomba: los dos se habrían enviado desde España

La Policía ha activado el protocolo antiterrorista tras la explosión este mediodía en la embajada de Ucrania en Madrid y aceleró el proceso tras el descubrimiento en Zaragoza

La Audiencia Nacional abre diligencias por la explosión de un sobre en la Embajada de Ucrania en Madrid, que ha herido a un empleado, así como por el otro paquete que fue descubierto en una empresa de Zaragoza y que fue detonado de forma controlada por los TEDAX. La hipótesis principal, según fuentes de la investigación a COPE, los dos envíos postales habrían sido remitidos desde España.

Será el magistrado titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, José Luis Calama, quien inicie dichas diligencias, y quien maneja como hipótesis la comisión de un delito de terrorismo, ya que el sobre iba dirigido al embajador ucraniano en Madrid, Serhii Pohoreltsev. De todos modos, el juez no comenzará con las indagaciones hasta no recibir un atestado que incluya una información más detallada y concreta de los hechos ocurridos este martes.

La Policia ha activado el protocolo antiterrorista tras el hallazgo este mediodía de un explosivo en la Embajada de Ucrania en Madrid. Los hechos han ocurrido a las 13:17 horas de este miércoles en la embajada, situada en el número 52 de la Ronda Abubilla, en Madrid. El explosivo ha llegado en el interior de un sobre que fue abierto por un vigilante de la delegación diplomática. El empleado ha resultado herido leve y ya ha recibido el alta tras ser atendido en el cercano hospital Nuestra Señora de América.

Hasta el lugar se han desplazado efectivos especializados en la desactivación de explosivos, TEDAX, además de agentes de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional y guías caninos, entre otros. Por el momento, se mantiene el cordón policial en torno a la embajada, y el protocolo antiterrorista activo en toda la ciudad. El Ministerio del Interior ya ha anunciado, además, que reforzará la seguridad en la embajada.

Según fuentes policiales, el sobre no ha pasado por el escáner de seguridad ni ha sido detectado por el servicio privado de vigilancia de la Embajada de Ucrania en Madrid. La carta iba dirigida al embajador y contenía una pequeña cantidad de explosivo de fabricación casera. El propio embajador ucraniano, Sergei Pohoreltsev, ha confirmado que él era el destinatario de la carta al Ministro de Asuntos Exteriores español. José Manuel Albares ha hablado por teléfono tanto con su homólogo ucraniano, Dimitro Kuleba, como con el embajador en cuanto ha conocido la noticia de la explosión. Albares coincidía precisamente ayer en Bucarest con Kuleba en la reunión ministerial de la OTAN, y le ha trasladado "su apoyo y solidaridad". Algo que ha agradecido el ministro ucraniano, quien ha ordenado, además, reforzar la seguridad de todas las embajadas ucranianas tras el suceso ocurrido en la de Madrid.

Opinión:

En el momento de escribir esta opinión, ya son seis los artefactos remitidos y todos parecen tener el mismo origen.

Imagino que se creará una Comisión de Investigación para detectar los errores cometidos y así evitar que no se vuelvan a repetir… pero esperar que se haga por unos atentados con 16 asesinados y mas de 300 heridos según sentencia (sumario aparte) ya es otro cantar…

 

30 noviembre 2022 Voz Populi (opinión)

30 noviembre 2022 


 

ETA aprovechó la tregua con Aznar para captar terroristas y formar nuevos comandos

Un informe de la Guardia Civil relacionado con el asesinato del juez José Francisco Querol revela los movimientos de la organización durante el 'alto el fuego' que anunció a finales de 1998

A punto de concluir el siglo XX, ETA anunció un alto el fuego indefinido y "sin condiciones". Era el año 1998, con José María Aznar en el palacio de la Moncloa. Los partidos nacionalistas vascos y abertzales firmaron el llamado Pacto de Estella, para iniciar un "proceso de diálogo y negociación" con la banda terrorista para poner fin a su actividad. Pero en el seno de la banda se conocían todos esos movimientos, como una artimaña para rearmarse tras los sucesivos golpes policiales que habían debilitado sus estructuras en los últimos años.

La Guardia Civil detalla en un informe que ETA aprovechó la tregua para captar nuevos terroristas y conformar comandos con los que perpetrar más atentados; entre ellos,  el que acabó con la vida del juez del Tribunal Supremo José Francisco Querol Lombardero, el 30 de octubre del año 2000.

La estrategia de ETA durante la tregua anunciada en 1998 se incluye, precisamente, en el informe entregado a la Audiencia Nacional en el marco de las pesquisas sobre el asesinato del magistrado del Supremo, al que ha tenido acceso Vozpópuli. Los agentes del Instituto Armado recorren los pasos del comando Buruahuste, que ideó y culminó los planes para acabar con la vida del juez, siguiendo las órdenes directas de la cúpula de la organización terrorista -según las conclusiones de los investigadores-.

El Pacto de Estella -o Pacto de Lizarra- se firmó el 12 de septiembre de 1998, con el recelo de los llamados partidos constitucionalistas. Lo suscribieron cerca de 40 partidos, organizaciones o sindicatos, entre los que destacaban el PNV, Herri Batasuna, Gestoras Pro Amnistía o Jarrai, entre otros. El objetivo, aseguraban los firmantes, era establecer un puente de diálogo con ETA, con el objetivo de poner fin a su actividad terrorista.

 

La banda anunció a los cuatro días su decisión de materializar una "tregua unilateral e indefinida". La Guardia Civil detalla en su informe que representantes del Gobierno de España y de ETA se reunieron en Zurich en mayo de 1999, pero no hubo ningún entendimiento entre ambas partes para alcanzar un acuerdo definitivo que supusiera el fin del terrorismo.

Nuevos comandos

Pero los movimientos revelados por la Guardia Civil ponen de manifiesto que la verdadera intención de ETA distaba mucho de abandonar las armas. Los investigadores detallan que la banda aprovechó la "tregua" para reorganizarse internamente, captar nuevos miembros y formarlos en el uso de armas y explosivos. Entre esa remesa de nuevos integrantes figuraba el citado comando Buruahuste.

 

Según las pesquisas de los agentes del Servicio de Información, el comando se constituyó entre mayo y septiembre de 1999, con la integración de Javier Abaunza Martínez, Ana Belén Egüés Gurruchaga, Iván Apaolaza Sancho, Gorka Palacios Alday, Juan Luis Rubenach Roig y Julia Moreno Macuso; todos ellos terroristasliberados, con dedicación plena a ejecutar las acciones que dictara la cúpula de la organización.

Ese mismo mes de septiembre, los dos últimos se trasladaron a Madrid y Salamanca para alquilar viviendas que servirían comopisos francos. En octubre les siguieron todos los demás integrantes del grupo. Como era habitual en estos comandos, posteriormente habría salidas de integrantes y nuevas incorporaciones. 

ETA vuelve a matar 

El 28 de noviembre de 1999, ETA anunciaba el fin del 'alto el fuego'. Y ETA volvió a matar el 21 de enero del año 2000. La primera víctima fue el teniente coronel Pedro Antonio Blanco García, del Ejército de Tierra, al explotar un coche bomba colocado junto al vehículo con el que iba a trasladarse al Cuartel General del Ejército, donde trabajaba. La Guardia Civil atribuye este atentado al propio comando Buruahuste. 

A partir de entonces ETA se manifestó con toda su fuerza. Solo en el año 2000 mató a 23 personas. Entre ellas, el juez del Tribunal Supremo José Francisco Querol Lombardero, su conductor, Armando Medina, su escolta, Jesús Escudero, y un conductor de autobús, Jesús Sánchez. Este atentado ocupa las investigaciones que ahora se dirimen en la Audiencia Nacional, por las que han sido citados los jefes de la banda terrorista. 

Los investigadores del Instituto Armado indican que ETA llegó a contar con 1.031 mimebros en el año 2002, tras los esfuerzos para rearmarse durante la tregua que mantuvo entre septiembre de 1998 y noviembre de 1999. Pero si la banda terrorista no bajó los brazos durante ese periodo de tiempo, tampoco lo hicieron las fuerzas de lucha antiterrorista: en marzo de 1999, la Policía francesa, en colaboración con la Guardia Civil, detuvo en París a uno de los máximos dirigentes de la organización, José Javier Srizcuren, alias Kantauri.

Opinión:

Bueno, pues 24 años después resulta que alguien se hace eco de lo que la ANTIGUA AVT denunciaba en su momento y que, oh casualidad, aparece ahora.

Pues es muy cierto que la banda terrorista ETA presentó aquella tregua mientras el entonces presidente se encontraba en Lima (Perú) y realizaba estas declaraciones de las que no se habla o parece que nadie quiere acordarse.

Cabe recordar (como muy bien aparece en la noticia), que la banda terrorista ETA anunciaba el fin del “alto el fuego” a finales de noviembre de 1998.

Esas declaraciones que acompaño más abajo se hicieron antes de ese “alto el fuego” y poco después (diciembre 1998) tres representantes del Gobierno se reunían con Herri Batasuna (cuando HB era lo mismo que ETA según mucha gente que ahora calla) en un chalet de Ibeas de Juarros…

Que cada cual extraiga sus conclusiones…

 


 

 



lunes, 28 de noviembre de 2022

27 noviembre 2022 publico.es (opinión)

27 noviembre 2022 


 

La Audiencia Nacional concluye que el párroco de Lemona no enaltecía el terrorismo en un documental sobre ETA

La asociación Dignidad y Justicia se querelló contra Mikel Azpeitia, párroco del municipio, por considerar que sus palabras en el documental 'Bajo el silencio' justificaban la violencia y humillaba a las víctimas del terrorismo.

La Audiencia Nacional ha considerado que las declaraciones que hizo en 2020 el entonces el párroco de Lemona en un documental sobre ETA no trataban de enaltecer el terrorismo y ha resuelto sobreseer la querella que interpuso contra él la asociación Dignidad y Justicia (DyJ).

Un auto de la Audiencia Nacional fechado el 8 de noviembre ha resuelto terminar el proceso contra ese sacerdote y por ello el Foro de curas de Bizkaia ha pedido al actual obispo de Bilbao Joseba Segura, y su predecesor en el cargo Mario Iceta, que le pidan perdónpúblicamente por haberle apartado de su ejercicio.

En octubre de 2020, Dignidad y Justicia presentó una querella contra Mikel Azpeitia, párroco de ese municipio vizcaíno, al estimar que sus declaraciones en el documental Bajo el silencio justificaban el terrorismo de ETA y humillaban a sus víctimas.

Esa agrupación instó a la Conferencia Episcopal a que suspendiera de manera inmediata al sacerdote de todas sus funciones relacionadas con la iglesia católica.

El sacerdote pidió perdón a las víctimas por sus "desafortunadas" palabras, si bien el Consejo Episcopal de la Diócesis de Bilbao rechazó sus declaraciones y consideró que debía asumir las consecuencias legales que de ellas se derivaran, según señalaron Mario Iceta, como obispo de Bilbao y Joseba Segura, como obispo auxiliar, entre otros miembros de ese Consejo, que le retiraron de "los oficios eclesiásticos".

El Foro de curas de Bizkaia preguntó entonces si los obispos habían "tomado esa decisión después de haber visionado toda la entrevista y teniendo bien claro que no se habían entresacado, de manera interesada, escasamente siete minutos y medio de unas declaraciones que, al parecer, duraron más de dos horas", si bien no obtuvo respuesta.

Rechazaron entonces "los juicios de valor emitidos" sobre una posible justificación de la violencia en ese testimonio y aseguraron "la trayectoria pastoral" del denunciado reflejaba lo contrario y que nunca había tenido "problema alguno en condenar la violencia y el terror".

Este grupo de curas ha explicado este domingo que la resolución judicial ha determinado que las declaraciones del párroco "no implican, ni directa ni indirectamente, un mensaje inequívoco a la violencia ni una aprobación de su uso".

El auto ha concluido que tampoco supuso "un discurso del odio que pueda llegar a crear un peligro o riesgo ni concreto ni abstracto para la seguridad colectiva", por lo que las actuaciones judiciales quedan sobreseídas.

Opinión:

Pues sintiéndolo mucho (o no) no puedo compartir la decisión de la Audiencia Nacional. Cuando tuve la oportunidad de escuchar las palabras del mencionado sacerdote ya pensé que no eran adecuadas y sigo pensando exactamente igual.

 

26 noviembre 2022 Noticias de Navarra

26 noviembre 2022 


 

Nuestro pasado sucio

Joseba Eceolaza

La herida dejada por ETA, hagamos lo que hagamos, estará presente en nuestras vidas. Es un baldón que arrastraremos durante varias generaciones porque el dolor también se hereda. Esta es, precisamente, una de las grandes tragedias de la violencia: que sus efectos perduran más allá de los vivos. Hoy y aquí tenemos la oportunidad y el deber de hacer las cosas de tal manera que esos efectos negativos duren lo menos posible.

La violencia es un trauma para las personas que la sufren, pero también es un drama colectivo porque condiciona a la sociedad que la habita. La política, la ética pública o la convivencia están marcadas por esos atentados y ahora es el momento de reconstruir el tejido social dañado.

A la hora de ajustar cuentas con nosotros mismos y con nuestro “pasado sucio”, como escribe Álvarez Junco, conviene no correr, no coger atajos y no hacer como si lo que nos ha pasado fuera algo leve que se supera de un día para otro. La armonía social no puede construirse sobre la base del olvido, ni con prisa por pasar página cuanto antes.

Después de un periodo de violencia, en la transición hacia la nueva sociedad que se quiere construir, siempre queda pendiente cómo rescatar para la paz a aquellas personas y colectivos que han ejercido la violencia o la han aplaudido. Una vez que han callado las armas, aparece el reto de la paz positiva, que es algo más que lograr la participación institucional normalizada de quienes defendieron los asesinatos de ETA. En esa justificación hubo un foso ético enorme marcado por la crueldad de quien encontró algún sentido al matar.

Si terminar con los atentados fue lo más urgente, desmontar las actitudes aparejadas a la violencia es una tarea a medio plazo que también hay que abordar. El problema no era solo ETA y su existencia, sino también la actitud autoritaria y antipluralista con la que actuaba y que contagió a sus defensores.

Durante la Transición, la tensión entre la reconciliación-convivencia y la justicia-verdad marcó el debate político. Al final se decidió que la reconciliación estaba por encima de la justicia, como si una no fuera parte de la otra. No fuimos un caso aislado: en Francia, Alemania, Irlanda o incluso en la disolución de ETA se tuvo el mismo debate y se resolvió de forma diferente, incluso contrapuesta. Mirarnos a esos ejemplos no implica copiarlos, sino aprender precisamente de lo que no hay que hacer. Y jamás, nunca, las víctimas, y sus derechos, deben pasar a un segundo plano.

La necesidad de convivir, de normalizar la vida política, incluso de llegar a acuerdos debe ser compatible con una exigencia ética fuerte hacia quienes fueron en el mismo tren que ETA, con el objetivo de reparar el daño (personal y a la sociedad) infligido. Y en ese paso, las declaraciones formales de algunos dirigentes de Sortu tienen poco sentido si no se acompañan de actitudes generalizadas y constantes.

La tarea prepolítica de la deslegitimación de la violencia y, por lo tanto de la idealización de los victimarios, no permite que se haga de forma intermitente, ni por fascículos. Decir que se reconoce el daño provocado y a la vez glorificar a quien generó ese mismo daño supone una disonancia que estropea el camino hacia una convivencia real y sana, si tal cosa es lo que se pretende.

Lo dijo Josu Elespe, hijo del concejal socialista Froilán Elespe, asesinado en el año 2001, “la convivencia plena requiere enfrentarse a la realidad de lo que hicieron”. Precisamente la aportación de Geraldine Schwarz en su libro Los amnésicos es que la violencia nunca hubiera sido posible sin los mitlaufer que miraron para otro lado o se aprovecharon del contexto social que surge de la violencia. Como tantas veces se ha afirmado para la paz hacen falta (nuevas) mentalidades de paz.

El debate en torno a las víctimas del terrorismo y su memoria está excesivamente polarizado por la política y sus lógicas. Por eso las víctimas, con sus relatos y sus experiencias íntimas de dolor, son las portadoras de una voz que merece la pena escuchar sin cortocircuitos.

Que las víctimas expresen su dolor va a incomodar a sus victimarios, pero es parte del proceso. Los testimonios de las víctimas y sus detalles son un instrumento implacable para la verdad, un descargo para la víctima y un recordatorio para la sociedad. Contar lo que pasó es una pieza más de la acción restaurativa porque esa verdad, dura y sangrante, suple a la justicia como instrumento de reparación cuando el olvido aparece o cuando el delito no se ha esclarecido del todo.

Además de la verdad académica hay una verdad emocional y la necesitamos tanto como el vivir. Porque no podremos seguir construyendo convivencia si entre este ruido político no evitamos un segundo olvido.

Ya está aquí la generación de la posmemoria, que son aquellos que no habiendo vivido el terrorismo heredan el dolor o intuyen su impacto en sus propias vidas. Hay que tener en cuenta que los testimonios de las víctimas del terrorismo refuerzan la prevención-anticipación ante procesos de radicalización temprana y llevarlas a los centros educativos es central en el nuevo tiempo.

Cuando pasen treinta años, miraremos a 2022 y seguro que echaremos en falta algunas cosas. Por eso aún estamos a tiempo de crear una comunidad del recuerdo que evite los errores que otros, en otras épocas y en otros lugares, han cometido en este terreno. La memoria es una causa en la que pocas personas están dispuestas a dar la batalla, pero que afecta a mucha gente durante muchos años. Hagámoslo bien para cuando llegue el tiempo en el que ya nadie pueda decir “yo estuve allí”.

 

25 noviembre 2022 Deia (opinión)

25 noviembre 2022 


 

Gratitud y ejemplo

Por Aitzpea Leizaola y Fernando Armendariz

* Integrantes del Foro Social Permanente

Con el acto realizado el pasado 4 de noviembre en el hemiciclo del Parlamento de Navarra, que contó con la participación de Rosa Lluch, Carmen Hernandez, Alberto Goñi y Mikel Soto, el Foro Social Permanente ha dado por finalizado el programa Entzunaz bizikidetza eraiki – Escuchar para construir la convivencia.

Han sido 23 encuentros que han reunido en total a 67 víctimas de las distintas tipologías del ciclo de violencias. Es decir, estos actos han sido testigos de la escucha, el diálogo y la empatía entre víctimas de ETA, del BVE, del GAL, de la política penitenciaria, de la tortura, entre otras, dejándonos momentos de enorme fuerza y emoción. Las personas que han asistido en directo o los han seguido por internet saben de qué hablamos.

Desde el Foro Social queremos mostrar, mediante este artículo, nuestro más estimado agradecimiento a las 67 personas, víctimas de graves conculcaciones de Derechos Humanos, que han participado en este programa desde 2016. Y es un agradecimiento doble, por un lado, por el valor en sí mismo de los encuentros entre personas tan diferentes participando en un ejercicio de reconocimiento mutuo. Y por otro, porque este programa ha sido un instrumento eficaz, una aportación de enorme calado, para avanzar en el proceso de construcción de paz.

Cuando empezamos con esta dinámica nos marcamos dos objetivos que se han superado con creces. El primer objetivo era generar espacios de escucha y diálogo entre víctimas de diferentes violencias transmitiendo a la sociedad una idea: “Si entre ellas pueden, cómo no vamos a poder dialogar entre nosotras y nosotros”.

El segundo objetivo era dar voz a víctimas no organizadas, evitando tratar a todas las víctimas de forma homogénea. Se trata ante todo de reconocer la pluralidad de visiones y opiniones que caracteriza al conjunto de personas que conforman estos colectivos, sin instrumentalizarlas para fines políticos partidistas.

Este tipo de encuentros son un instrumento que se ha demostrado eficaz en otros procesos de paz a nivel internacional. Según la metodología de trabajo del Foro Social, antes de empezar con una dinámica nueva, aprendemos de otras experiencias internacionales previas. En nuestro caso, además, ya había un importante precedente en la Iniciativa Glencree que se desarrolló entre 2007 y 2012; una iniciativa innovadora que abrió la puerta a iniciativas como la nuestra. A partir de todo ello construimos un modelo propio, generando un espacio que se suma a nuestro proceso de construcción de paz.

Queremos subrayar también la diversidad de instituciones, organizaciones y medios de comunicación que han acogido los encuentros de este programa: Parlamento navarro, Ateneo de Madrid, la Universidad de Deusto, el Colegi de Periodistes de Catalunya, el Palacio de Miramar, Martin Ugalde parkea… etc. Gracias a todas estas entidades por su colaboración imprescindible para el éxito del programa.

Sin lugar a dudas, estos encuentros han contribuido a crear un ecosistema más favorable para avanzar en la resolución de las consecuencias del ciclo de violencias y dar pasos decididos en la convivencia democrática.

Sin embargo, llegados a este punto, el Foro Social Permanente considera que es el momento de dar por concluido este programa de trabajo. Ya en 2020, decidimos finalizar con los encuentros entre mujeres víctimas de la tortura porque el sufrimiento que les producía rememorar lo sufrido era enorme. Ha llegado el momento de que la carga de esta tarea deje de apoyarse principalmente en las espaldas de estas víctimas. Y es que, insistimos, participar en estos encuentros supone un gran sacrificio emocional para unas personas que acumulan ya mucho sufrimiento.

Y no solo eso. Muchas de las víctimas que han participado en estos encuentros han sido insultadas en redes sociales, menospreciadas desde ciertos medios de comunicación e, incluso, en el caso de las víctimas de la tortura, revictimizadas desde la propia tribuna del Congreso de los Diputados o, en el caso de las víctimas del GAL, de modo prepotente en la entrevista recientemente publicada del exministro Barrionuevo.

Muchas veces, cuando en estos encuentros les hemos agradecido su generosidad, ellas y ellos han respondido que lo hacen por responsabilidad con la construcción de la convivencia.

Desde esa misma responsabilidad, corresponde al conjunto de la sociedad, liderada desde las instituciones, perseverar en la senda que han abierto estas personas y recoger la pesada mochila que ellas han portado.

Toca ahora ampararlas, repararlas y reconocerlas, superando cualquier expresión –de obra o de palabra– de discriminación.

Si entendemos que todas las víctimas son de todos y todas, de toda la sociedad, si debemos ampararlas a todas, entonces debemos avanzar en la superación de las dinámicas cruzadas de discriminación todavía existentes y, para ello, es necesario empatizar, respetar y hacer nuestro como sociedad el sentimiento que cada una de las víctimas pueda tener de lo sucedido.

Milesker; gracias: Agurtzane, Ainara, Aitziber, Alberto G., Alberto M., Amaia, Ana, Andoni, Ane, Axun, Begoña M., Begoña Z., Belen Z, Bixen, Carmen, Encarnación, Eneko, Etzozi, Fermín, Gloria, Gorka, Ibon, Idoia, Iñaki, Iñigo, Isidro, Izaskun I. Izaskun J., Javier, Jon Patxi, Jone, José Luis, José, Julia, Karmele, Karmen, Kristina, Leire, Lourdes, Maider, Maixabel, Josu, Margari, Mari Carmen, María, María Luisa, Marilo, Marina, Mertxe, Mikel A., Mikel S., Miren, Nagore, Naiara, Olatz D., Olatz E., Pablo, Peio, Peru, Petri, Robert, Rosa Ll., Rosa María, Rosa R., Tamara, Txema y Xabier.

Opinión:

Una vez leído el artículo, todavía estoy más alegre de haber acudido a la invitación recibida desde Foro Soziala y haber podido contribuir con un granito de arena a la tarea de buscar soluciones al problema que durante tantas décadas ha asolado y destrozado tantas vidas.

Solo decir que seguiré (mal que le pese a algunos, incluidos impostores diversos) en esta labor con el único objetivo de afianzar, aún más si cabe, que nadie más verá su vida truncada a consecuencia de un atentado de la banda terrorista ETA.

 

sábado, 26 de noviembre de 2022

24 noviembre 2022 eldiario.es (opinión)

 

24 noviembre 2022 


 

El obispo Munilla acusa al Gobierno de “humillar” a las víctimas del terrorismo por transferir las competencias de tráfico a Navarra

El titular de la diócesis de Alicante-Orihuela afirma que la medida surge de una negociación “a cambio del apoyo para mantenerse doce meses más en el poder” y añade que “es simplemente inmoral”

Con una foto del atentado a la casa cuartel de la Guardia Civil de Vic de 1991 en la que aparecen un agente uniformado con la cara sangrando y una niña en brazos, ha arremetido el obispo de Alicante-Orihuela, José Ignacio Munilla, contra el Gobierno a través de su cuenta de Twitter relacionando una medida del Gobierno con los atentados de ETA de hace décadas.

Munilla se ha vuelto a alinear con la estrategia de la extrema derecha de vincular las negociaciones de los Presupuestos Generales del Estado del Gobierno con Bildu, y también las que en paralelo se han realizado durante décadas para la transferencia de las competencias de tráfico a Navarra.

Quien fue obispo de San Sebastián entre 2009 y 2021 -y uno de los más destacados prelados ultras de la Iglesia católica- ha dedicado duras palabras al ejecutivo al escribir en Twitter: “El hecho de que un Gobierno otorgue a los herederos políticos de una banda terrorista la capacidad de humillar a las que fueron sus víctimas, a cambio de su apoyo para mantenerse doce meses más en el poder, es simplemente inmoral”.

Con estas palabras Munilla vinculaba la decisión sobre las competencias en materia de tráfico con el hecho de apartar de ellas a la Guardia Civil y, de paso, acusaba de ofender con ello a las víctimas del terrorismo porque se habrían negociado con a EH Bildu. Una acusación de la derecha a la que el Gobierno ha respondido. La vicepresidenta Nadia Calviño recordaba este jueves que fue con José María Aznar en la Moncloa cuando se inició el proceso para transferir la competencia de Tráfico a Navarra. Con este cambio, explicó, “no se reduce” la presencia de la Guardia Civil en Navarra, sino que “incluso” se va a “reforzar”.

Opinión:

Las versiones sobre la cuestión para la transferencia de las competencias de tráfico a Navarra difieren dependiendo de cual sea el medio que se consulte o las palabras de los políticos que opinan al respecto.

Pero a mi, como víctima de la banda terrorista ETA, me parece una enorme falta de respeto utilizar (y van…) la fotografía de un atentado para reforzar una opinión personal, por muy obispo que se haya podido ser.

Por lo tanto, y aprovechando la ocasión, me gustaría hacerle un par de preguntas al señor Munilla que tan interesado parece en el bienestar de los niños afectados por un atentado terrorista.

La primera sería si ha hecho alguna gestión por saber qué opina al respecto la niña que aparece en la fotografía (y ya puestos, si lo ha hecho también con el Guardia Civil)… le recuerdo que el atentado fue el 29 de mayo de 1991 y ambos ya son personas adultas en la actualidad…

La segunda sería si hizo alguna gestión para, utilizando sus seguros e innumerables contactos que su posición le ofrecía, conseguir que los fetos no nacidos a consecuencia de atentados terroristas sufridos por la madre gestante fueran reconocidos como víctima del terrorismo… incluyendo en esa gestión la defensa que siempre predican del derecho a la vida del no nacido…

No me consta que haya hecho ninguna de las gestiones por las que le pregunto pero no dudo que habrá tenido tiempo para hacerlas… y sino ¿a qué espera?

 

23 noviembre 2022 publico.es (opinión)

 

23 noviembre 2022 

 


Bolaños: "Es indignante la utilización de las víctimas de ETA al PSOE, con lo que trabajamos y luchamos para que no haya terrorismo"

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha denunciado "la demagogia y las mentiras" de la derecha por sus acusaciones al Gobierno ante el traspaso de las competencias de Tráfico en Navarra, que pasarán de la Guardia Civil a la Policía Foral. "Es indignante la utilización de las víctimas de ETA al partido socialista, con lo que trabajamos y luchamos para que en España no haya terrorismo, es indignante la demagogia y la mentira que utiliza la derecha siempre..." ha dicho el ministro a la salida del pleno en el Congreso visiblemente enfadado.

Y es que, momentos antes, dentro del hemiciclo ha tenido que escuchar como el PP, Vox y Ciudadanos han acusado al Ejecutivo de ceder al "chantaje" de EH Bildu con el acuerdo presupuestario que conlleva el traspaso de competencias de Tráfico en Navarra.

El exdiputado de UPN y ahora integrado en el Grupo Mixto Carlos García Adanero en su intervención, ha calificado ese acuerdo con EH Bildu de "una vergüenza y una ignominia".

"Es indignante. Con Bildu no se puede pactar nada, pero algo que tiene que ver con la Guardia Civil es un insulto a la Guardia Civil y a todos los españoles", ha afirmado.

Mientras era aplaudido por los diputados de la bancada del PP, García Adanero ha subrayado que EH Bildu no ha condenado que se matara a guardias civiles y se volaran casas cartel y ahora se les da la llave para que la Guardia Civil abandone Navarra. "Eso es una indignidad. Eso es hacer política de miserables. Eso es haber pasado todas las líneas y una afrenta para el conjunto de los españoles", ha reiterado.

Opinión:

Vuelvo a hacer pública una reflexión: La utilización de “LAS” víctimas del terrorismo no, señor Bolaños. Sería más correcto hablar de la utilización de “ALGUNAS” (sin importar el número).

Aunque, sinceramente, hablar de este tema cuando no se permitió crear una Comisión de Investigación por los atentados de agosto de 2017 en Catalunya o permiten que se reciban notificaciones de denegación de derechos o de reconocimiento con argumentos absolutamente surrealistas (por no decir vergonzosos)… parece un pelín demagogo ¿no cree? 

Eso se lo puede explicar a las mas de 400 víctimas de esos atentados...