sábado, 5 de diciembre de 2020

05 desembre Campaña "Les ales d'en Xavi"

 05 diciembre 2020

 


Campaña “Les ales d’en Xavi”

Desde hace unas semanas, Javier Martínez (papá de Xavi, el niño asesinado en el atentado de Las Ramblas) ha iniciado una campaña para obtener recursos económicos con la intención de acudir a la justicia europea dependiendo del resultado de la sentencia por el juicio que se está desarrollando en la Audiencia Nacional por los atentados de agosto de 2017 en Catalunya.

Somos muchas las víctimas del terrorismo que estamos colaborando con Javier y, por ello, iré aportando noticias sobre la campaña.

Y también son muchos los comercios que están ofreciendo un lugar de sus negocios para que, quien lo desee, pueda ayudar en la causa.

Por mi parte, es un honor dar a conocer que podréis encontrar las huchas y las “alas de Xavi” en los siguientes establecimientos:

 

Sagitari Llibres

Passatge de Vila i Rosell, 10, 08032 Barcelona

934 20 36 35

 


Ca’ la Ganga

Calle Raval 14 08695 Bagà (Barcelona)

938244009

 

 


 

Flors Sanjuán

Passeig de la Vall d'Hebron, 58, 08023 Barcelona 

934340321

 


Restaurant Smith

Carrer dels Cortada, 32, 08035 Barcelona 

933583942 

 


 

Para conocer otros lugares que colaboran en la campaña o contactar con la organización, se puede consultar la web 17Avolemsaberlaveritat.cat 




05 diciembre 2020 Calendario juicio atentados agosto 2017 Catalunya cuarta semana

05 diciembre 2020

 




Calendario cuarta semana de juicio por los atentados de agosto 2017 en Catalunya

 







05 diciembre 2020 (2) elconfidencialdigital.com (opinión)

05 diciembre 2020

 

La corporación de Getxo (Vizcaya) homenajea todas las víctimas del terrorismo con un acto al que no acude EH Bildu

El Ayuntamiento de Getxo (Bizkaia) ha vuelto a homenajear este viernes a todas las víctimas del terrorismo con un acto al que han asistido representantes de todos los grupos municipales excepto EH Bildu.

El Ayuntamiento de Getxo (Bizkaia) ha vuelto a homenajear este viernes a todas las víctimas del terrorismo con un acto al que han asistido representantes de todos los grupos municipales excepto EH Bildu.

El acto de recuerdo que se celebra desde 2009, tras un acuerdo en pleno, ha estado presidido por la alcaldesa, Amaia Agirre, según ha informado el Ayuntamiento de la localidad vizcaína.

Tras guardar un minuto de silencio, los representantes municipales han depositado un ramo de flores al pie de la escultura ubicada en la plaza de San Ignacio, donde se ha desarrollado el homenaje. Posteriormente, tres txistularis han interpretado el Agur Jaunak. Al homenaje no han asistido los concejales de EH Bildu.

Opinión:

Muy mal. En esta carrera no vale lo de “tres pasos adelante y uno atrás”. Si han tomado la decisión de acudir a los homenajes deben hacerlo con todas las consecuencias.

 


05 diciembre 2020 El Pais (opinión)

05 diciembre 2020 elpais

 


El hijo de una víctima de ETA exige a los militares que escribieron al Rey que no usen a su padre

“Estoy seguro de que él [el teniente coronel Juan Romero] jamás habría firmado nada de eso”, afirma el hijo del asesinado

Pablo Romero, hijo del teniente coronel Juan Romero Álvarez, asesinado por ETA el 21 de junio de 1993, ha exigido públicamente a los militares retirados de la XIX promoción de la Academia General del Aire (AGA) que se respete la memoria de su padre y “no se use su dramático asesinato para finalidades claramente antidemocráticas”.

En la misiva que dirigieron al Rey y al presidente del Parlamento Europeo, los 39 exmandos de la Fuerza Aérea citan expresamente el asesinato de su compañero de promoción para criticar al Gobierno. “Quiero expresar mi dolor y enfado porque se utilice la memoria de mi padre para realizar semejantes pronunciamientos”, afirma Pablo Romero. “Eso no es un homenaje, sino la utilización política de su asesinato. Eso no lo consentiré jamás. Su legado es otro”, enfatiza en una publicación en la red social Twitter.

El hijo del teniente coronel subraya que todos los firmantes de la misiva están retirados: “No parece que exista valentía alguna en sus acciones: dan la cara porque nada tienen que perder. Patriotismo de sofá, café y puro, si me permiten”. Y añade que “varios de ellos colgaron el uniforme hace décadas para ser pilotos de Iberia” y “15 firman con sus cargos militares cuando hace años que los abandonaron por sueldos y condiciones infinitamente mejores” que los que tenían en el Ejército del Aire. “Allá cada cual con sus lealtades. ¿Todo por la pasta?”, se pregunta.

Tras felicitarse de que en aquella misma promoción hubiera “muchos hombres que no apoyan lo que dice el grupo de exaltados”, agradece al teniente coronel José Ignacio Domínguez, vicepresidente del Foro Milicia y democracia (FMD), por haberse desmarcado públicamente de las cartas y del “chat infame” de algunos excompañeros. “Estoy seguro de que él no hubiese firmado nada de eso”, afirma aludiendo a su padre. Y concluye la misiva: “Va por ti, papá”.

El teniente coronel Romero murió en el atentado perpetrado por ETA en la Glorieta López de Hoyos de Madrid contra un minibús del Ejército del Aire. Seis militares y el conductor civil perdieron la vida. Pablo Romero, periodista, investigó la muerte de su padre para evitar que prescribiera el crimen.

Opinión:

Sorprende que sea el hijo de una víctima de la banda terrorista ETA quien tenga que defender la reputación y la memoria de su padre, desmarcándose de ese grupo de nostálgicos del régimen franquista, mientras no lo hace el máximo representante del estamento militar en España.

 

 

 

 

viernes, 4 de diciembre de 2020

04 diciembre 2020 (2) La Vanguardia (opinión)

04 diciembre 2020 LV



La Asamblea debatirá si cambiar la Ley de Víctimas del Terrorismo para incluir a aquellas no empadronadas en Madrid

La Asamblea de Madrid, con los votos a favor de PSOE, Más Madrid, y Unidas Podemos y la abstención de PP, Cs y Vox, han aprobado este jueves la toma en consideración de la Proposición de Ley de Más Madrid para modificar la actual normativa de las Víctimas del Terrorismo y extender los derechos a cualquier víctima que hubiera sufrido atentado terrorista en la Comunidad de Madrid, aunque no esté empadronada en la región.

Con ella, se pretende añadir la cláusula de subsidiaridad para evitar una posible discriminación inversa: "que una víctima pudiera recibir una indemnización superior a otras por haber sufrido un atentado en la Comunidad de Madrid y estar empadronada en otro territorio que la amparase mediante una ley análoga a la de la Comunidad de Madrid".

Asimismo, quieren que la Comunidad de Madrid satisfaga, de manera subsidiaria, la diferencia de importes entre las cantidades que correspondieran en virtud de esta Ley y aquellas a las que tuvieran derecho por otra legislación autonómica, estatal o del ámbito que correspondiera en su caso siempre que esta fuera menor. En ningún caso, las cuantías aportadas por la Comunidad de Madrid podrán, junto con otras concedidas por otras administraciones, superar el total de las cantidades reconocidas en la presente Ley".

El diputado de Más Madrid Hugo Martínez Abarca ha lamentado que la Comunidad de Madrid se fije antes "en el DNI que en el hecho de ser víctima de terrorismo" cuando en la actual normativa solo se protege a las víctimas que han sufrido atentado en la región y están empadronadas. "La solidaridad con las víctimas del terrorismo no puede entender de discriminaciones por razones de empadronamiento", ha lanzado.

A continuación, la diputada de Cs Emy Fernández de Luna ha recordado que la actual normativa generó "amplio consenso" y en el que se aplicaron "muchas enmiendas" de los grupos pero que "para pactar es necesario pactar los desacuerdos" y que, pese a que todo es susceptible de mejora, "eso implica la predisposición a negociar".

El diputado del PP Enrique Núñez ha justificado la abstención de su grupo porque "siempre van a estar con las víctimas del terrorismo" aunque ha subrayado que todas las normativas en la materia tienen "requisitos". Lo que pide la ley ya lo detectaron los 'populares' pero consideran que debe ser el Estado el que se haga cargo de este tipo de situaciones. "Quieren que por solidaridad lo asumamos absolutamente todo, lo veremos y lo estudiaremos en ponencia", ha declarado.

El parlamentario de Unidas Podemos, Tito Morano, ha recordado que en su momento no apoyaron la normativa precisamente por el requisito de empadronamiento y ha reiterado que podrían "dar lugar a dejar desprotegidos a determinados colectivos", como las personas migrantes. Considera que todas las víctimas deben ser "protegidas por igual".

Por su parte, el diputado de Vox Pablo Gutiérrez de Cabiedes ha asegurado que su partido va a estar siempre con las personas que han sufrido "el zarpazo" más grave que es el "golpe del terrorismo". Por ello, se han posicionado a favor de esta ley, ya que "no pueden existir discriminaciones autonómicas"; además de que hay mejoras "técnicas" con respecto a la normativa actual, aunque ha reconocido que hay "matices" que no apoyan.

La parlamentaria del PSOE Elvira Rubio ha hecho hincapié en que cuando se aprobó esta ley desde su grupo expusieron en enmiendas la "esencia" de lo que ahora se debate. A su parecer, "dejar fuera a los no empadronados quiebra el principio de igualdad" y "revictimiza a los perjudicados al premiar exclusivamente a las víctimas que están empadronadas".

Opinión:

A ver si lo he entendido bien… los partidos que siempre tienen a “las” victimas del terrorismo presentes en gran parte de sus mensajes políticos ¿hacían distinción entre víctimas dependiendo de sus lugares de residencia? Una víctima de un atentado en Madrid y residente en la capital ¿tiene más derechos que una víctima de un atentado en Madrid que viva en Guadalajara? ¿Me están diciendo que hay víctimas del 11-M que venían en trenes desde fuera de la CCAA madrileña que tienen menos derechos que otra victima que viviera en Madrid?

Perdonen… la respuesta a esas preguntas hace mucho tiempo que la conozco y, además, lo he denunciado en este mismo blog… pero es que o nos tomamos estos temas con cierto sentido irónico o, sinceramente, es para ponerse a llorar.

Pero claro, cuando ves que hay partidos que dicen estar con “las” víctimas pero publican tuits como el que adjunto ¿Quién puede creer en su sinceridad y su empatía para con “las” víctimas”?

El niño de siete años asesinado en La Rambla de Barcelona que aparece en el tuit vive en Australia, pero si fuera nacido o residente  en Madrid ¿tendría derechos distintos?




04 diciembre 2020 El País (opinión)

04 diciembre 2020

 


Tras el fantasma del imán de Ripoll

Los expertos cierran el paso a teorías alternativas al declarar que el ADN de la casa de Alcanar donde murió Es Satty y el que se encontró en su casa coinciden

Los atentados de Barceliona y Cambrils de 2017 no son ajenos a la teoría de la conspiración. En su máxima expresión, esa tesis sostiene que el Estado estuvo involucrado en los ataques —o, al menos, los consintió— para frenar el procés independentista en Cataluña. Y que lo hizo a través del enigmático imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, que había tenido tratos —cuyo alcance no se ha aclarado públicamente— con el CNI. Al contrario de lo que concluyen las evidencias del sumario, sugiere que el imán sigue vivo. 

La muerte de Es Satty centró este jueves la 15ª sesión del juicio por los atentados en la Audiencia Nacional, donde forenses y mossos especializados pudieron explicarse. O lo intentaron: las conexiones por videoconferencia fueron desastrosas (la imagen se congelaba, el sonido era casi imperceptible) y demostraron, una vez más, que la tecnología es una asignatura pendiente de la justicia. 

Los problemas técnicos dificultaron los interrogatorios. “Vamos a formular preguntas concretas, ya ve las dificultades que tenemos”, pidió el presidente del tribunal, Félix Alfonso Guevara, al más interesado en perseguir dudas, contradicciones, incógnitas: el abogado de Javier Martínez, padre del niño de tres años atropellado mortalmente en La Rambla y principal defensor de las teorías alternativas.

Uno de los mossos contó lo esencial: el perfil genético obtenido del fragmento de una oreja recogido en Alcanar —donde Es Satty pasó largas temporadas— coincide con el que se extrajo de objetos encontrados en dos espacios íntimamente ligados al imán. Uno, el piso de Ripoll donde vivió hasta pocas semanas antes de los atentados (dejó su huella genética en la manija de una ventana y en una chilaba de color gris). Y dos, la furgoneta Mercedes de color blanco de su propiedad (la policía halló restos válidos para su análisis en una lata de Coca-Cola y en dos botellas de agua).

Es cierto que los peritos no pudieron afirmar que el ADN se corresponda con la identidad de Es Satty, pero es que no es su tarea. El imán había sido condenado por tráfico de drogas en 2010, pero sus datos genéticos no constaban en ninguna base de datos. Son los Mossos que lideraron la investigación —y con ellos la fiscalía, y el juez instructor, y todas las acusaciones menos una— los que, tras analizar todos los indicios en su poder, llegan a la conclusión de que Es Satty murió en Alcanar. 

Para salir de dudas sobre la cuestión genética, el juez instructor llegó a enviar a Marruecos a dos inspectores de Policía —declaran el próximo día 9 porque ayer, entre conexión y conexión, no hubo tiempo para más— que tomaron muestras de ADN a la madre, un hermano y una de las hijas de Es Satty. El cotejo fue positivo: los perfiles coincidían. La defensa de Martínez, sin embargo, pone en duda el informe forense marroquí porque no cumple los “estándares” mínimos.

El abogado de esta víctima del terrorismo, rota por el dolor, es el diputado de Junts per Catalunya en el Congreso Jaume Alonso-Cuevillas, aunque lo cierto es que no acude prácticamente a ninguna sesión. Lo hace en su lugar Agustí Carles. Sus interrogatorios son muy meditados y están más orientados a despertar dudas que a plantear abiertamente teorías conspiratorias. Ayer lo intentó de nuevo, aunque no tuvo mucho margen de maniobra. Poco antes de las 23.30 del 16 de agosto de 2017, una explosión fortuita hizo volar por los aires la casa de Alcanar, donde la célula terrorista de Ripoll acumulaba cientos de kilos de explosivos para cometer un atentado con bombas en Barcelona. En el accidente murieron, según el sumario judicial, el imán y su primer discípulo, Yousseff Aalla. El acusado Mohamed Houli, que estaba en la casa también, resultó herido.

“¿Alguna de estas dos víctimas podría haber fallecido minutos antes de la explosión?”, preguntó el letrado. “No, las lesiones eran letales. Había humo en los restos de los cadáveres”, contestó la forense Lluïsa Barberà. “¿Pudieron morir por otras causas?”, insistió a otro forense, de nuevo sin éxito. “No; si no, constaría en el informe”, le contestó.

Tal vez Es Satty, en caso de seguir vivo, podría aclarar las dudas. Mientras algunos perseguían a su fantasma, otras presencias en la sala fueron obviadas. Como la de una madre italiana que perdió a su pareja en La Rambla la tarde del 17 de agosto de 2017. Paseaba con él y sus dos hijos. El mayor de ellos no olvida al padre y, por ahora, no está para distinciones: “Odia a los musulmanes”, resumió la mujer.

Opinión:

El artículo sirve para poner sobre la mesa una cuestión muy poco conocida. Se define a Javier Martínez como “víctima del terrorismo” aunque lo más correcto sería definirle como “padre de una víctima del terrorismo”.

No podemos obviar que Javier no se encontraba en el lugar de los hechos (donde sí estaban la mamá de Xavi, Silvia y su hermanita Marina). Pero Javier, al no estar en el lugar de los hechos cuando estos ocurrieron, no está considerado como víctima del terrorismo.

No es ningún error. Es el criterio que sigue la administración competente en la atención a las víctimas del terrorismo que tenemos en este país. Solo en el caso de que Javier desarrollara algún tipo de secuela psicológica que fuera relacionada con la muerte de su hijo en el atentado, podría optar a conseguir ese “reconocimiento oficial” como víctima del terrorismo.

Y no es el único ejemplo: los padres de Silvia y Jordi, asesinados en Hipercor en junio de 1987, tendrían mucho que explicar al respecto. Aunque también se da la circunstancia de que hay quien sin sufrir una sola herida física en un atentado y presentando una dolencia en un oído más de veinte años después, ha conseguido ese reconocimiento y una incapacidad en grado de absoluta.

Luego dirán que no hay “víctimas” de primera división y de tercera regional…

 

 

 

 

 

 

 

jueves, 3 de diciembre de 2020

03 diciembre 2020 (7) Diari Mes

03 diciembre 2020

 

El conductor que sufrió un accidente con uno de los terroristas abatidos en Cambrils lo persiguió para recriminarle la acción

Mohamed Hichamy salió del vehículo, estuvo un momento con ellos y después huyó abandonando el coche

El conductor que sufrió un accidente el 17 de agosto del 2017 a las tres de la tarde por el impacto de una Renault Kangoo conducida por uno de los terroristas que unas horas después sería abatido en Cambrils, lo persiguió para pedirle explicaciones. Marc W. ha explicado que el vehículo lo golpeó por detrás al salir del peaje. «Muy fuerte, pensaba que me haría volcar el coche». La furgoneta blanca de alquiler lo adelantó y vio que el conductor, Mohamed Hichamy, estaba hablando por teléfono. Después lo persiguió y pararon los vehículos. «Lo saqué del vehículo, lo cogí por la mano, lo llevé hacia mi coche con mi mujer e hijos y le dije que qué hacía, porque casi nos mata», ha dicho. Hichamy huyó a pie. Además de estos dos vehículos se paró un tercer vehículo que había visto lo que pasaba. Dentro de este coche abandonado Marc W. ha explicado que encontraron el contrato de alquiler.

Un mosso que declaró el pasado 18 de noviembre añadió que el contrato de alquiler estaba a nombre de Mohamed Hichamy y Younes Abouyaaqoub y que también había una tarjeta de Saïd Aalla. Hichamy y Aalla serían abatidos la madrugada del 18 de agosto en el ataque en el paseo marítimo de Cambrils.

En el mismo vehículo se encontró un teléfono móvil con numerosos documentos sobre la fabricación de explosivos y de cinturones y chalecos explosivos.

El testigo que ha intervenido por videoconferencia y que hablaba en francés, con evidentes deficiencias de comunicación, ha dicho que el accidente había pasado el día 16 y el juez no ha permitido repreguntarlo.

03 desembre 2020 (6) elmon.cat

03 desembre 2020 

 


 

Desastre tecnològic al judici del 17A

Les videodeclaracions esdevenen un desgavell en la vista oral de testimonis i pericials

La catorzena jornada del judici oral dels atemptats del 17A ha tingut un protagonista clar: la pèssima tecnologia per fer teledeclaracions. Gairebé totes les testificals i pericials practicades s’han vist entretallades, amb poc so, amb congelació d’imatge, lentes i sovint han trigat més a connectar que no pas a fer la declaració. El matí ha deixat imatges difícils de descriure. Per posar un exemple: quan s’ha reclamat a un testimoni que ratifiqués el reconeixement facial que va fer pocs dies després de l’atemptat. La mala connexió no permetia un diàleg àgil amb els advocats de les parts ni amb el president del tribunal, Félix Alfonso Guevara, que en diverses ocasions ha estat a punt de perdre la paciència. L’advocat de la defensa de l’acusat Driss Oukabir, Luis Álvarez, intentava aclarir si un dels que va reconèixer el testimoni portava el tipus de barba anomenada popularment “perilla”. No hi havia manera que el testimoni entengués el que se li demanava. L’advocat i el jutge han apostat per elevar el to i el volum i sil·labejar “pe-ri-lla” a ritme d’escola de logopèdia. Un punt que la defensa considera clau de cara a la seva estratègia.

La curiositat és que ha estat més clara, nítida i ràpida la connexió amb una testimoni italiana que no pas les connexions amb Barcelona, amb les metgesses forenses, Ripoll i Tarragona. Tot el mecanisme es gestionava a través del “sistema de videoconferència de l’administració de justícia” estatal.

 

03 noviembre 2020 (5) Diari Mes

03 noviembre 2020

 


Un testigo|testimonio dice que vio una furgoneta blanca marcharse del chalet de Alcanar minutos después de la explosión

Una mujer vio un coche con el motor apagado y sin luces dirigirse hacia la casa antes de la deflagración

Un testigo que estaba en la urbanización de Alcanar la noche que explotó la casa donde la célula de Ripoll fabricaba explosivos ha explicado que vio una furgoneta blanca marcharse del chalet «dos o tres minutos» después de la deflagración. El testigo, Gustave G., que ha declarado en la sesión de este miércoles del juicio del 17-A en francés y por videoconferencia, no pudo ver quien la conducía ni tampoco la marca del vehículo. La furgoneta «se dirigía hacia la salida» de la urbanización y venía del chalet que explotó. El testigo salía de su casa, a unos cien metros de la casa accidentada, para ayudar a los afectados cuando vio este «vehículo en movimiento».

Previamente, había visto una furgoneta aparcada delante de la casa, pero no recuerda si era la misma y ha dicho que puede ser que tuviera un logotipo de color azul en un lado.

Otra testigo, Eliane N., que estaba cenando en una casa de la urbanización la noche del 16 de agosto de 2017, ha explicado que vio pasar un vehículo con el motor apagado y con las luces apagadas antes de la deflagración. El coche rodaba hacia la casa por una calle que hace bajada sin motor. Lo vio porque un perro ladró y ella se giró.

 

 

 

03 desembre 2020 (4) elmon.cat (opinió)

03 desembre 2020

 


Fiasco de la fiscalia en l'interrogatori de l’amic amb qui "fumava” un dels acusats del 17A

El testimoni Daniel Trinidad es fa un embolic difícil d’empassar i dona un mal matí a la fiscal

La fiscal Ana Noé no ha començat bé el dia avui en el judici pels atemptats del 17A. El president del tribunal, Fèlix Alfonso Guevara, ha decidit recuperar testimonis que havien quedat penjat de les darreres 13 jornades de la vista oral. Ha començat amb un testimoni proposat pel ministeri públic, 71. Un número que correspon a Daniel Trinidad. L’objectiu de la seva testifical era intentar acreditar que l’acusat Driss Oukabir, el primer detingut pels atemptats, tenia vel·leïtats jihadistes. Però segurament, el testimoni no ha semblat prou versemblant. D'entrada ha dit que es coneixen de joves i quedaven “per fumar”. Tot i que des del mes de juliol del 2017 es veien menys perquè el testimoni s’havia traslladat a Ribes de Fresser, fins aleshores es veien, però “poc”. Un “poc” força relatiu, perquè ha afirmat que es veien “cinc dies de cada deu”.

En tot cas, el testimoni ha remarcat que quedaven molt per “fumar”. Una prèvia abans de concretar les seves declaracions policials, en què havia assegurat que Driss li ensenyava vídeos de propaganda terrorista com ara decapitacions. “Ell reia quan els ensenyava i em deia ‘mira què fort!’, jo em feia enrere”, ha assenyalat. Però, el mateix Guevara s’ha posat les mans al cap quan el testimoni ha dit que miraven aquests vídeos quan tenien 17 anys, ara en tenen 27: ha passat una dècada.

La fiscalia també ha fet explicar al testimoni que Driss Oukabir “animava a fer coses i després es feia enrere”. A preguntes de la defensa, el testimoni ha admès que mai el va veure a la mesquita ni mai parlaven de religió. Així mateix mai li va dir que “estigués preocupat pel seu germà Moussa”. El fiasco del testimoni s’ha fet notar a la sala, com un company de fumades i amb històries d’adolescents. De fet, durant el mes de juliol previ als atempats només va parlar per telèfon amb l’acusat.

Opinió:

A veure si ho entès... en Driss Oukabir ja veia vídeos d’assasinats yihadistes al 2010? I ningú ho sabia? I el seu company “fumeta” no va dir res? I ningú es va adonar de que aquest impresentable tenia, ja aleshores, aquests vídeos en el seu mòbil? On son els serveis de intel·ligència?

Jo també, sense pensar, me he posat les mans al cap.

 

03 diciembre 2020 (3) El País

03 diciembre 2020

 


El testimonio de A3 y los misterios de la casa de Alcanar

La urbanización Montecarlo, a pocos metros de la playa en Alcanar (Tarragona), esconde algunos de los misterios sin resolver de los atentados de Barcelona y Cambrils. ¿Estuvo Driss Oukabir, uno de los principales acusados en el juicio, en la casa ocupada donde la célula almacenaba explosivos? Además de los fallecidos por la explosión la víspera del 17-A y de los autores materiales de la masacre, ¿pasó alguien más por allí? ¿Logró escapar uno de los ocupantes, al volante de una furgoneta, pocos minutos después del accidente que destrozó la vivienda e hirió a más de una decena de vecinos?

Los vecinos de Montecarlo, una urbanización de segundas residencias habitada en su mayoría por franceses, ofrecen respuestas parciales a esas preguntas. Y sus testimonios, escuchados este miércoles en la Audiencia Nacional —con dificultades porque el sonido de las videoconferencias es pésimo— arrojan dudas. También algunas certezas. Por ejemplo: que en las semanas previas al 17 de agosto de 2017, la mayoría de miembros de la célula de Ripoll visitaron la casa, base logística para preparar un gran atentado con bombas en Barcelona. La explosión, que mató al imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty y a su primer discípulo, Yousseff Aalla —y que dejó herido al acusado Mohamed Houli— obligó a cambiar los planes.

Los testigos describieron los vehículos aparcados frente a la casa (dos motos, un Audi A3, una furgoneta) y el trasiego constante de “chicos jóvenes” que entraban y salían. Pese al movimiento, su actitud era distante y precavida y no se dejaban ver demasiado. A finales de julio, descargaron una furgoneta. “Cargaban de manera especial: enculaban el vehículo hacia el almacén” para evitar ser vistos, dijo un encargado de mantenimiento. Martine M., vecina, aseguró que les vio meter un “congelador”.

Solo uno de los vecinos identificó, entre los terroristas, a Driss Oukabir, que afronta una petición de la Fiscalía de 36 años de cárcel por organización terrorista, fabricación de explosivos y estragos: el testigo protegido A3. Su aportación es clave para condenarle. Si, como él dice, Driss estuvo en la casa a mediados y finales de julio de 2017, eso le sitúa en contacto con la célula cuando los preparativos para atentar ya estaban muy avanzados. En su declaración, aseguró haberle visto “durmiendo en la terraza de la casa” y también al volante de un Audi A3 (como su código de protegido) con matrícula francesa.

Al abogado de Driss le va la vida de su cliente en ello y por eso intentó poner en aprietos al testigo A3, demostrar que su percepción y el reconocimiento fotográfico que hizo de Driss fueron erróneos. “¿Cómo era la valla?”; “¿cómo le veía, es que estaba siempre mirando?”; “cuando le reconoce en 2018, ¿había visto ya la foto de este señor en televisión?” El presidente del tribunal, Félix Alfonso Guevara, le dejó hacer, pero hasta cierto punto. “No hay que examinar al testigo ni ponerle trampas para ver si cae en alguna. Eso es impertinente y capcioso”.

La mayoría de testigos fueron llamados a petición del abogado de Javier Martínez, el padre del niño de tres años atropellado mortalmente en La Rambla. Martínez cree que la investigación judicial ha dejado muchos interrogantes, sobre todo en torno a la figura del imán de Ripoll y su relación con el CNI. Su defensa percute siempre en ese punto, y este miércoles logró sembrar dudas que, si bien no afectan a lo nuclear del caso, revelan que hay detalles por resolver.

André G., por ejemplo, afirmó que en una ocasión vio en la casa a “un señor con barba blanca”. Ninguno de los terroristas coincide con esa descripción. El abogado le hizo observar una fotografía del sumario en la que aparece un señor con el pelo blanco y le pidió si podía reconocerlo. No pudo. La foto fue hallada entre los escombros de la casa de Alcanar. Los Mossos siguieron la pista a todos esos indicios, pero no pudieron establecer la identidad del individuo.

También resultó inquietante el relato de Gerard G., otro vecino. Apenas tres minutos después de la explosión, ocurrida hacia las 23.30 horas del 16 de agosto, aseguró que vio salir de la urbanización a toda prisa una furgoneta. No pudo ver quién la conducía ni se fijó en cómo era: salió de la casa para atender a los heridos de lo que, pensaba, sería una explosión de gas. Los Mossos tampoco pudieron seguir el rastro de ese individuo, y las cámaras de seguridad de un hotel cercano no ayudaron a determinarlo.

 

03 desembre 2020 (2) elmon.cat

03 desembre 2020 

 


La defensa d'un acusat del 17A acorrala un testimoni protegit i el jutge treu el tallafocs

El lletrat de Driss Oukabir, Luis Álvarez, s’escarrassa a desvirtuar l’únic testimoni que diu que el seu client era a la cassa d'Alcanar

 

Com a les pel·lícules. Així es pot definir l’interrogatori habilíssim i amb aire desmenjat que ha practicat l’advocat de Driss Oukabir, un dels acusats en el judici pels atemptats del 17A, Luis Álvarez, aquest matí a diversos testimonis, especialment un de protegit. Un lletrat que manté una interessant lluita d’esgrima dialèctic amb l’advocat de l’Associació 11-M afectats del Terrorisme, Antonio Garcia, que representa 74 víctimes, i de retruc amb el president del tribunal, Félix Alfonso Guevara, que dirigeix amb mà ferma la vista oral.

El testimoni protegit actuava amb el sobrenom d’A3 –l’A1 era un cambrer de Tona i l’A2, un suposat ciutadà que va debatre per Facebook amb Oukabir. De fet, A3 és l’únic testimoni que assegura haver vist a Driss Oukabir a la casa d’Alcanar. Concretament estirat en una tovallola al jardí i quan anava cap a la platja. El testimoni s’ha mostrat segur durant les preguntes del fiscal Miguel Ángel Carballo.

Però ha arribat el torn de l’advocat de la defensa. El punt de partida de l’estratègia era que és l’únic testimoni, dels 14 veïns, que hauria vist el seu client a la casa on es preparaven els atemptats. A més, els perits dels Mossos van assegurar al tribunal que no havien trobat cap indici que Driss Oukabir hagués estat a la casa. I en tercer lloc, que les declaracions del testimoni fetes als Mossos eren contradictòries amb l’arquitectura de la casa. Per exemple, que l’havia vist a la piscina o com el veia per sobre la tanca metàl·lica que envoltava la casa.

El relat del testimoni destacava que la primera vegada que va veure Driss Oukabir a la casa va ser al juliol i que hi hauria arribat amb un vehicle de matrícula francesa. Una narració que quadraria amb el relat de l’exparella de l'acusat, Sara Takkak, que va explicar al tribunal dilluns que el jove li havia dit que “havia anat a la platja amb els seus amics francesos”. La noia, però, va precisar que no li havia concretat en quina zona de platja perquè “no volia que l'atabalés demanant-li explicacions”.

L’advocat ha començat intentant esbrinar exactament on vivia l’A3. Un inici tallat de soca-rel pel jutge al·legant que es tractava d’un testimoni protegit i per tant, li ha impedit assenyalar l’emplaçament. Un posicionament difícil per poder acreditar la validesa del testimoni. Resignat, l'advocat ha elevat la seva protesta i li ha donat la volta a l’interrogatori amb perspicàcia. L'objectiu de l’interrogatori consistia a desacreditar el testimoni –després que el fiscal l’havia esgotat–, sobretot sobre el reconeixement que va fer el 2018. Poc a poc ha anat encerclant el testimoni, fins que el president del tribunal li ha aturat els peus advertint-lo que “no li parés trampes”.

L’objectiu de l’advocat era generar dubtes sobre la veracitat del que deia testimoni. I ha fet diana. Ha estat en fer concretar al testimoni com i de quina manera veia el seu client a la casa. El testimoni protegit ha dit que a “través de la tanca metàl·lica que era més baixa que un vehicle”. Just després d’aquesta explicació, l’advocat ha ensenyat la fotografia de la tanca on es constatava que la tanca no era metàl·lica –era d’obra tupida– i era més alta que un cotxe, com es pot comprovar amb el vehicle que surt a la imatge.

El jutge Guevara, amatent, ha començat a retallar els cops de maluc de l’advocat impedint qüestions amb l’argument de la impertinència. L’advocat, que ja tenia al sarró el dubte que buscava, ha desistit de continuar l’interrogatori. Ha estat en el testimoni següent que el lletrat ha continuat la feina. En concret amb la testifical d’un altre veí, Enric André, al qual no li ha permès formular una pregunta que clarament servia per reblar la coherència del testimoni protegit. L’advocat ha elevat protesta i ha donat per acabat l’interrogatori. Ha creat el dubte raonable de si el reconeixement fet un anys després és versemblant, i més si la tanca descrita s’assembla com un ou a una castanya a la real.

 

03 diciembre 2020 La Vanguardia

 03 diciembre 2020


'Hoax', los cinturones del terror

Los terroristas abatidos en Cambrils portaban explosivos simulados para sembrar el pánico

“Hoax”, farsa, engaño. Con este término las Naciones Unidas califica a los cinturones simulados que en ocasiones utilizan los terroristas, sobre todo de corte yihadista, cuando no tienen explosivos y quieren sembrar el pánico, el terror. La apariencia es idéntica. El mismo cinturón, con cilindros de plástico, cableado exterior perfectamente visible y un pulsador. Es exactamente igual que un cinturón explosivo utilizado para las inmolaciones con la única diferencia que dentro de los tubos no hay explosivos, está vacío.

Estos “hoax” fueron empleados por los terroristas de la Rambla y Cambrils el 17 de agosto de 2017 tras las masacres con vehículos en ambos paseos. Horas antes, la célula de Ripoll se había quedado si explosivos al estallar todos en la casa de Alcanar. Tuvieron que actuar de manera improvisada y con rapidez, pero querían sembrar el máximo pánico posible. Ya sabían cómo se fabricaban estos cinturones porque en Alcanar habían hecho varios, pero de los de verdad, de los que explotan al activar el pulsador.

Por eso, durante las horas siguientes a la explosión fabricaron unos cinturones simulados, El plan era atropellar al máximo número posible de personas y después salir cada uno de ellos con un cinturón simulado y crear el pánico mientras acuchillaban a a todo aquel que se le pusiera delante, tal y como hicieron.

Durante la vista en el juicio por los atentados del 17-A, declararon varios miembros de los técnicos especialistas de desactivación de artefactos explosivos (Tedax) y químicos de los Mossos d’Esquadra que analizaron todo este material. Éstos dijeron que “sin lugar a dudas” la apreciencia de los cinturones era idéntica a uno real y que los terroristas que lo fabricaron tenían “conocimientos mostrados” de cómo hacerlos.

Abatidos por los cinturones

Los cinturones no podían tener efectos porque no disponían de carga ni modo para accionarlos pero su fabricación estaba diseñada para que dentro de los tubos se pudiera meter el explosivo. Esta aclaración es esencial para comprender la actuación de los Mossos cuando decidieron abatir a los terroristas aquel día.

Tras el atropello masivo en Cambrils, varios agentes abatieron a tiros a cinco terroristas que habían salido del vehículo tras volcar. Todos llevaban estos cinturones. Uno de los agentes relató cómo se disparó en varias ocasiones a uno de ellos cuando gritaba “Allahu akbar” (Alá es grande) y simulaba accionar el cinturón explosivo. Ante el riesgo de que fueran a saltar por los aires abrieron fuego.

Pasó lo mismo cuando el 21 de agosto encontraron en la localidad de Subirats (Barcelona) a Younes Abouyaaqoub, el autor de la masacre de la Rambla. Cuando fue localizado por dos mossos, llevaba un cinturón que parecía explosivo y ante la actitud amenazante también fue disparado y abatido.

Aquel día, los terroristas de Ripoll actuaron sin explosivos, pero esa no era su intención. Su plan era cometer un atentado de grandes dimensiones, con entre 200 y 500 kilos de explosivo tipo TATP o más conocido como “madre de satán”, frecuentemente utilizado en ataques terroristas de índole yihadista.

Bombas preparadas

Según los peritos que analizaron el material hallado en Alcanar, había ya fabricado TATP, granadas caseras y cinturones explosivos. “Esa casa era un laboratorio de explosivos. Estuvieron bastante tiempo fabricándolo y en gran cantidad. Además tenían material electrónico y mecánico para preparar hasta cuatro cinturones bomba”, explicó uno de ellos.

También guardaban una gran cantidad de tornillería, utilizada en bombas como metralla para generar más daño. Todo ello saltó por los aires en la madrugada del 16 de agosto provocando la muerte instantánea del líder de la célula, el imán de Ripoll Abdelbaki es Satty y de Youssef Aalla. “La explosión de TATP, es una explosión muy seca, corta de duración y con un impacto muy fuerte”, explicó una perito.

Los expertos que analizaron Alcanar aseguraron que los explosivos estaban preparados para ser utilizados. “La confección del artefacto es muy sencilla, muy simple, y viene en muchos manuales de índole yihadista”, aclararon.

Su fabricación es muy sencilla: ácido nítrico, ácido sulfúrico, acetona y peróxido de hidrógeno (agua oxigenada pura). Según detallaron los expertos, todos estos materiales mezclados y filtrados forman unos “cristalitos” que generan el explosivo. En una hora, la bomba está hecha.