jueves, 23 de septiembre de 2021

23 septembre 2021 (5) TV3 (link entrevista)

 

 23 septembre 2021

 


Programa “Tot es mou” 

Minutatge:

Des de 03:40 fins a 34:30

Amb participació de Luis Tosar, Blanca Portillo e Iciar Bollain en relació a la película “Maixabel”.

Intervenció de Robert Manrique de 13:40 a 18:00

 

Link

https://www.ccma.cat/tv3/alacarta/tot-es-mou/tot-es-mou-23092021/video/6120496/

 

23 septiembre 2021 (22.09.21) (4) Radio Estel (link entrevista)

23 septiembre 2021 (22.09.21)

 


Programa “Estel migdia” de dimecres 22 de setembre amb participació de Javier Martinez i Robert Manrique

 

Minutatge:

Des de 35:15 fins a 52:54

 

Link:

https://www.radioestel.cat/programes/estel-migdia/

 

23 septiembre 2021 (3) La Vanguardia

23 septiembre 2021 

 


La Audiencia Nacional ordena el cierre de la revista Kalerainfo por posible enaltecimiento del terrorismo

Orden "inmediata"

La decisión afecta también a la web Kalerakalera.eus; en ambos casos se trata de medios editados por Sortu

La Audiencia Nacional ha ordenado el cierre "inmediato" de la revista Kalerainfo y la web Kalerakalera.eus por un posible delito de enaltecimiento del terrorismo. Ambos medios son editados por Sortu y ofrecen información sobre presos vinculados a ETA.

La noticia ha sido dada a conocer por los miembros de Sortu Haimar Altuna y Oihana Garmendia, que han calificado de "grave y preocupante" lo ocurrido, ya que, según han subrayado, "arremete contra la actividad comunicativa de un partido".

La Fiscalía había reclamado la clausura temporal de ambas publicaciones

La decisión de la Audiencia Nacional se produce tras una petición de la Fiscalía, que reclamó la clausura temporal de ambas publicaciones como medida cautelar al entender que en las mismas se enaltecía el terrorismo de ETA.

La solicitud del Ministerio Fiscal ha sido aceptada en un auto del Juzgado Central de Instrucción número 6 de Madrid, fechado el 15 de septiembre, que ya ha sido recurrido por Sortu.

Sortu indica que se trata de una revista para "informar a los presos" sobre cuestiones que les afectan

 

Oihana Garmendia ha precisado que los abogados de esta formación han tramitado el recurso correspondiente y que permanecen a la espera de una resolución definitiva.

Garmendia ha indicado que la revista Kalerainfo es una "herramienta para informar a los presos" de ETA sobre "cuestiones judiciales que les afectan, ofrecerles información de interés para que puedan realizar su recorrido penitenciario y darles cuenta de las movilizaciones que se llevan a cabo en defensa de sus derechos". "Nada más, pero nada menos", ha recalcado.

La publicación, que vio la luz en 2017 y tiene una periodicidad trimestral, recoge en su último número información detallada sobre los presos de ETA, con fotografías y situación penitenciaria, o datos sobre el sistema de grados penitenciarios.

Garmendia ha enmarcado esta decisión judicial dentro del sumario abierto en la Audiencia Nacional contra seis miembros de Sortu, entre los que figura ella misma, por los recibimientos a presos de ETA.

La dirigente de Sortu ha considerado "muy grave" que "las cloacas del Estado traten de cerrar ahora herramientas comunicativas de Sortu". "Están atentando contra derechos fundamentales y actuaciones lícitas como es el hecho de informar", ha denunciado.

 

 

23 septiembre 2021 (2) La Razón

23 septiembre 2021 

 


El autor del atropello de Murcia: “Esto es un acto terrorista”

Desde hace 15 días había cambiado su forma de actuar y se dedicaba a orar de forma continua, en solitario

“Esto es un acto terrorista”. De esta manera comienza la carta, dividida en tres partes, que fue encontrada en poder del individuo autor de un atropello en Torre Pacheco (Murcia), en la que murió una persona y otras resultaron heridas. Este periódico ya ha adelantado en su edición de hoy que en la misiva se expresaba la voluntad de perpetrar esa acción criminal.

Según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas, el encabezado de la misiva deja pocas dudas sobre la intencionalidad del conductor y, según él mismo manifiesta, el móvil del acto criminal que iba a perpetrar. Por ello, son especialistas de UCE-2, la unidad anti yihadista de la Guardia Civil, los que investigan el asunto.

Las primeras pesquisas, realizadas nada más acontecer los hechos, el pasado viernes, no detectaron contactos de este individuo, un marroquí que llegó a España como MENA, con las bandas yihadistas, el Estado Islámico o Al Qaeda. Lo que no quiere decir que no las tuviera o haya consultado las redes sociales de ambas organizaciones criminales. La investigación está en marcha.

En cualquier caso, según las citadas fuentes, la ausencia de contactos directos con miembros de estas organizaciones criminales es la forma de actuar de algunos actores, “lobos”, solitarios, que deciden por su cuenta, en un fenómeno de imitación, perpetrar un atentado en la que se “martirizan” (suicidan). Otros, por el contrario, según se ha podido acreditar, sí mantenían relaciones fluidas con “combatientes” que se encuentran en Siria.

En la carta, como también suele ser habitual en el caso de este tipo de terroristas, hace referencia a los problemas de integración en la sociedad occidental y, en concreto, a su paso por un centro de acogida de menores en la localidad de Mislata (en Valencia), al que, de alguna manera, se sentía aún vinculado. Habla de los educadores y de su estancia en el centro. Los agentes de la Benemérita se hallan ya sobre el terreno para determinar cuál era el comportamiento de este individuo, cuando era menor y en la actualidad.

No era, según las mismas fuentes, una persona especialmente religiosa. Sin embargo, hace 15 días experimentó un cambio radical y se encerró en el apartamento que tenía alquilado para dedicarse a orar. Se trataba de una persona poco comunicativa, que trabajaba esporádicamente y que, en cuanto reunía unos cientos de euros, dejaba el empleo.

La carta está redactada en español y sólo al final incluye unas frases en árabe con una referencia coránica a Alá.

Con respecto al cuchillo, que, según todos los indicios, se clavó de forma voluntaria para causarse la muerte, no era de los que había en el apartamento que tenía alquilado, el piso superior de una vivienda unifamiliar, sino que –el asunto se investiga-- adquirió de forma expresa antes de perpetrar el atropello.

El automóvil, un Volswagen Golf que utilizó, se lo pidió prestado a un conocido, al que, en ningún momento, hizo comentario alguno sobre sus intenciones.

Todos estos elementos, la carta, con la manifestación expresa de lo que iba a hacer; la compra del cuchillo; el uso de un coche prestado....configuran un escenario propio del comportamiento de los “lobos” solitarios (al parecer, se había vestido completamente de blanco, otro dato a tener en cuenta), aunque deberá ser la Audiencia Nacional, una vez conocidas las diligencias que instruye la Guardia Civil, la que realice la calificación final de lo ocurrido y si el fallecido y los heridos deben ser considerados víctimas del terrorismo (y por lo tanto indemnizadas de acuerdo con la ley) o de la acción de un demente.

Tal y como adelantó La Razón, testigos presenciales vieron al conductor hacer con los dedos de una mano el gesto típico de los yihadistas antes de convertirse en “mártires”.

El hecho, según las citadas fuentes, de que la gente de su entorno se muestre sorprendida y no llegue a creerse que esta persona, por su comportamiento anterior, no daba el perfil de terrorista, no significa nada. Este tipo de actores solitarios deciden activarse en un determinado momento, por las circunstancias que sean, entre las que no se puede descartar el sentirse agredidos por su entorno, cambiar su ritmo de vida (había empezado a rezar de forma continua) y, finalmente, pasar a la acción.

 

23 septiembre 2021 El Correo

23 septiembre 2021

 


La justicia restaurativa

Esta forma religiosa de borrar el pecado puede reconfortar a algunas víctimas, 
pero es ajena a la esencia del terrorismo y su faceta política, su motivación básica

Andoni Unzalu Garaigordobil 

 

De forma repetida se asegura que los presos de ETA no son presos políticos, queriendo con ello negarles cualquier justificación. Sin embargo, el acto terrorista tiene una motivación política. Sin ese impulso político no existiría. Por ello el terrorista se reivindica a sí mismo como luchador y no como delincuente. Son crímenes de motivación política, eso es lo que les hace especialmente execrables. Negar este hecho es privatizar el crimen terrorista y encerrarlo exclusivamente en el ámbito del criminal y la víctima. Y la consecuencia más perversa de privatizar el terrorismo es que renunciamos a la responsabilidad política que le da origen.

La propuesta de la justicia restaurativa es la expresión más radical de la privatización del delito terrorista. La solución queda encerrada exclusivamente entre el asesino y su víctima, en la búsqueda del arrepentimiento y solicitud de perdón y la concesión por parte de la víctima. Lo político del acto terrorista no existe. Esta forma religiosa de borrar el pecado puede que sea reconfortante para algunas víctimas, pero es ajena a la esencia del terrorismo y su faceta política, su motivación básica. Es el final de ‘Patria’. Al tratarse de un acto privado limitado al hecho material del crimen, la política queda absuelta. Las razones políticas que motivaron el asesinato quedan fuera de toda responsabilidad.

La justicia restaurativa no deslegitima el terrorismo porque ni siquiera lo pretende; opera en otro ámbito, exclusivamente privado. Además, ¿quién tiene que pedir perdón, el miembro del comando que ha sido mero instrumento o los que le apoya-ron y aplaudieron en su día? ¿Quiénes más responsable, la pistola humeante o la ideología que le hizo disparar?

Ninguna política pública que pretenda hacer frente a nuestro pasado terrorista se puede basar en esta estrategia. La violencia terrorista no fue ni es sólo un asunto de los comandos, fue un fenómeno político amplio en el que todos hemos estado involucrados de alguna manera. La más general, que no podemos negar, es que lo hicieron en nuestro nombre y porque la inmensa mayoría fue colaboracionista de forma activa o pasiva, cerrando los ojos al dolor ajeno, no queriendo enfrentarse a él. La resistencia ciudadana fue mínima, casi exclusivamente de los concejales de pueblos, del PSE y del PP. Y es de destacar la traición de la ‘intelligentsia’ vasca: muy pocos profesores, escritores o periodistas se atrevieron a alzar la voz y algunos lo pagaron con su vida.

Karl Jaspers diferencia entre culpa criminal y culpa política. La culpa criminal se restringe a los hechos criminales y compete a la Justicia su resolución. La culpa política se refiere a la responsabilidad de las instituciones y las colectivas de la sociedad que permitió que ocurriera.

El nacionalismo, en especial el PNV, se está negando a reconocer la responsabilidad colectiva en el apoyo y colaboración con el terrorismo de ETA.

De Gaulle definió a la sociedad francesa como «resistente», apropiándose los resistentes reales que sí hubo. Durante la ocupación la inmensa mayoría no eran Jean Moulin, pero De Gaulle se apropió de la figura de Jean Moulin para extender su ejemplo a todos los franceses y absolver la colaboración.

La posición del PNV es más cicatera e inmoral. Dice que la resistencia de una «sociedad vasca» indeterminada fue la que venció a ETA. Pero se niega a reconocer el papel de héroes, de los pocos hombres y mujeres justos que, también, existieron en Euskadi y no se resignaron a renunciar a la libertad común frente a ETA; eso sí, en una soledad absoluta. Por eso el PNV se niega a poner caras y nombres a esas personas justas que sí fueron resistentes con el riesgo de su vida.

El no reconocimiento de la culpa política bloquea toda posibilidad de superar el pasado terrorista, y sobre todo, impide el consenso social necesario para incorporar la experiencia trágica en nuevos va-lores éticos y políticos que impidan que vuelva a suceder.

La batalla principal que tenemos planteada ahora mismo en Euskadi es la condena pública del terrorismo como perversión política, sus motivaciones, e impedir la reivindicación pública o la exhibición de sus símbolos legitimadores. Se utiliza de forma recurrente la fórmula de que estos actos públicos del mundo de Bildu «hu-millan a las víctimas». Plantearlo en estos términos me parece eludir la verdadera naturaleza de estos actos, como los recibimientos de presos al son del txistu y grupos con banderas. El objetivo de los recibimientos públicos de los presos no es humillar a las víctimas –esto es mera consecuencia–, es mucho peor: su objetivo es la reivindicación del pasado terrorista, la legitimación de la ideología política que lo motivaron.

Señor lehendakari, su función no es darnos sermones morales domingueros, sino proclamar que el uso público de símbolos del terrorismo y la reivindicación del terrorista son un ataque a la libertad y no tienen el amparo de la legalidad constitucional. Su función debiera ser impedir, con los medios de su Gobierno, que esto ocurra. Dejarlo en manos de los jueces es una dejación vergonzante.

 

22 septiembre 2021 (2) Diario Vasco

22 septiembre 2021

 


El nuevo Plan de Convivencia vasco exige autocrítica a «ETA y su universo político»

La consejera Beatriz Artolazabal, junto a José Antonio Rodríguez Ranz y Monika Hernando, ambos integrantes de su equipo, ayer en Vitoria.

Artolazabal presenta ‘Udaberri 2024’, que otorga a la juventud un papel protagonista para construir el futuro modelo de convivencia. El pasado mes de mayo, el Gobierno Vasco presentó las líneas maestras de un borrador que pretendía orientar la bases para construir de aquí a tres años una Euskadi respetuosa con la pluralidad de identidades y con los derechos humanos. El objetivo: afianzar una «convivencia en la diversidad». Cuatro meses después, ‘Udaberri 2024’ ya es una realidad después de que el Consejo de Gobierno diera ayer luz verde a un documento que ha sido ‘testeado’ y que ha incorporado aportaciones de distintas organizaciones vinculadas a los derechos humanos, así como de asociaciones de víctimas, grupos parlamentarios, profesionales del ámbito universitario y Eudel con el fin de enriquecer su contenido. Un nuevo Plan de Convivencia, Derechos Humanos y Diversidad que ha incluido una interpelación directa a «ETA y su universo político» para que hagan una autocrítica del pasado.

Fue la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, quien dio a conocer ayer el documento final en el que, según dijo, se ha subrayado la importancia de que la reflexión crítica sobre el pasado «debe interpelar en primera instancia a quienes han ejercido, justificado o contextualizado el terrorismo de ETA y la violencia». De esta manera, el texto recoge literal-mente que es necesaria una «nueva actitud por parte de quienes han tenido responsabilidad directa o indirecta en medio siglo de terrorismo y violencia (...), una autocrítica sincera y real por parte de quienes han ejercido la violencia y las culturas políticas que han amparado ese ejercicio (...) y un reconocimiento en términos éticos, políticos y democráticos: fue injusto», apunta en alusión velada a EH Bildu, quien aún se resiste a condenar el terrorismo.

Las víctimas y la memoria ‘Udaberri 2024’, que resalta la importancia de construir una memoria «basada en hechos reales» y tiene como eje central a todas las víctimas del terrorismo y de otras violencias, alerta igualmente sobre las «diversas expresiones
de violencia, intolerancia y sectarismo que todavía emergen en nuestro entorno» y que son «incompatibles con la convivencia democrática». Se refiere a las pintadas, amenazas, agresiones físicas y verbales o ataques a la Ertzaintza que últimamente proliferan en Euskadi, según leyó Artolazabal, que también puso el acento en el rechazo a los ‘ongi etorris’ por suponer «una exaltación simbólica de la cultura de la violencia y un agravio a las víctimas». Además, y a escasos días de que Euskadi asuma la competencia de Prisiones, el Plan de Convivencia del GobiernoVasco pone en valor «la política penitenciaria con identidad propia» desde un enfoque restaurativo. Otra de las novedades respecto al borrador de mayo es la importancia de la juventud como parte indispensable en la construcción del futuro modelo de convivencia. Así, el texto recoge una iniciativa que arrancará este año bajo el nombre «Desarrollar el proceso de reflexión y debate ‘Juventud, convivencia y futuro’».

 

1 Objetivo : Convivencia basada en los derechos humanos, deslegitimación del terrorismo y asunción de la pluralidad y diversidad.

2 ’Udaberri 2024’ se articula en tres agendas: Convivencia, Derechos Humanos y Diversidad.

3 Un futuro esperanzador, con asignaturas pendientes que requerirán una actitud proactiva.

4 Tras el fin de ETA. Asumir responsabilidades y reconocer el daños causado: fue injusto.

5 Reconocimiento legal, institucional, social y moral de todas las víctimas del terrorismo y otras violencias.

6 Memoria de todas las víctimas; memoria crítica, ética e inclusiva basada en hechos reales.

7 Política penitenciaria con identidad propia desde un enfoque restaurativo.

8 Reforzar el encuentro. Pluralismo político y diversidad social; respeto y empatía al que piensa y siente diferente.

9 Derechos humanos. Garantía y protección efectiva de éstos para todas las personas en Euskadi.

10 Diversidad. Luchar contra la discriminación y propiciar una gestión positiva de la diversidad de género, orientación sexual, origen racional y étnico, cultura, edad...

 

22 septiembre 2021 elespañol.com

22 septiembre 2021 

 


En casa del investigado por terrorismo: “Abdellah empezó a rezar 15 días antes de estrellar el coche”

La Audiencia Nacional investiga si el atropello múltiple de Murcia es el primer ataque yihadista registrado en España desde el 17-A.

A las seis de la madrugada del viernes sonó la alarma del móvil de Abdellah. Este marroquí, de 28 años, salió de la habitación que tenía alquilada en la buhardilla de un dúplex de El Jimenado, propiedad de un compatriota, y se metió en el aseo para lavarse la cara, las manos y los pies. Tras purificarse, extendió su alfombra de rezo, y a las 6.21 empezó a orar en su cuarto. Ocho horas después, al volante de un Volkswagen Golf, embistió las terrazas de dos restaurantes de Roldán para atropellar a varios clientes: cuatro terminaron heridos y uno murió.

La Audiencia Nacional investiga si Murcia ha sido escenario del primer atentado terrorista registrado en España desde 2017, cuando los ataques yidahistas perpetrados en Barcelona y Cambrils se cobraron 16 vidas. Una fuente próxima a la investigación apunta que la Guardia Civil baraja dos hipótesis. La primera: Abdellah era un desequilibrado y solo quiso suicidarse por un trauma fruto de su estancia en un centro de menas de Valencia. La segunda: Abdellah era un 'lobo solitario' que actuó inspirado por Daesh o por Estado Islámico.

EL ESPAÑOL ha podido entrar en la habitación que Abdellah alquiló -hace cinco meses- en un dúplex de la calle Colibrí de El Jimenado: una pedanía de 1.246 habitantes, que pertenece al municipio de Torre Pacheco. En el cuarto, el único elemento que hay relacionado con el Islam es una alfombra de rezo que le prestó Hassan: el dueño del inmueble y que a la misma vez, era su casero, compañero de piso, y amigo.

"Adbdellah no iba a la mezquita ni hablaba del Corán, era una persona que unas veces rezaba y otras no, pero quince días antes del atropello de Roldán me preguntó si tenía una alfombra y volvió a orar a diario", subraya Hassan a este diario, como un hecho que ahora le llama la atención, a la vista de la tragedia vivida en las terrazas de los restaurantes Honey's Bar y Gateway to India. "Como tenía dos alfombras, le dejé una morada y se puso a limpiarla". La dejó como el jaspe para rezar a Alá.

Este marroquí, de 42 años, que trabaja a destajo en el campo para pagar la hipoteca de su dúplex de El Jimenado y poder traer a España a su mujer y a sus tres hijos, no le dio importancia al giro religioso de su inquilino porque el chico no atravesaba un buen momento anímico. "Abdellah llevaba desde julio sin trabajar y se pasaba la mayor parte del tiempo sin salir de su cuarto", tal y como resalta Hassan.

- ¿Qué convivencia mantenía con usted?

- No se relacionaba conmigo. Él se pasaba el tiempo mirando internet con su móvil, dentro de la habitación que me alquiló en la buhardilla. Solo bajaba al salón para comer y cenar, veía la televisión un poco, y se volvía a subir.

- ¿Su compañero de piso hacía llamadas a otras personas en el extranjero que no fuesen sus familiares?

- No lo sé porque para hablar por teléfono también se encerraba en su cuarto.

Tal conducta ahora cobra interés para la Guardia Civil. El Servicio de Información está analizando las redes sociales y el móvil de Abdellah Gmara, nacido en Beni Mellal, en 1994para determinar si experimentó un proceso de autoadoctrinamiento pasivo -nutriéndose de contenido yihadista por internet- antes de causar el atropello múltiple.

Los dos únicos locales que solía frecuentar Abdellah cuando salía del dúplex eran el Bar José y el Bar Fina. Allí, a pie de barra, corroboran que era un chico muy callado y tan solitario como el café solo que tomaba a diario -acompañado de un pitillo-. Ningún empleado que conoció al veinteañero marroquí es capaz de digerir que el viernes emplease el Golf que le prestó su amigo, Salah, para arrasar las terrazas de dos restaurantes de Roldán antes de empotrarse contra la columna de una casa. 

Una carta de despedida

EL ESPAÑOL ha podido hablar con una fuente de la investigación que confirma que nada más producirse el siniestro en Roldán se barajaron dos hipótesis: suicidio por problemas mentales o ataque yihadista. El motivo: "Cerca de la palanca de cambios del coche había una carta de despedida, donde decía que se iba de este mundo porque estaba traumatizado por problemas que había tenido en España".

La misiva era breve, no estaba manuscrita en árabe, sino en castellano, y no atribuía el atropello múltiple a Daesh ni a Estado Islámico. Tales datos invitaban a pensar que podría tratarse de un desequilibrado que se "suicidó" estrellando su coche, sin embargo, en la carta, Abdellah reprochaba que "sufrió" durante su estancia en Valencia en un centro para menas (menores extranjeros no acompañados). Tal contenido hacía plausible un trauma sufrido a su llegada a España y que tuvo un efecto rebote años después: su radicalización yihadista. 

La Policía Judicial, durante la inspección del turismo, se topó con otra pista llamativa: en el asiento del copiloto del Golf había un cuchillo para la carne, de veinte centímetros de hoja, con mango negro. Cuando Abdellah se estrelló contra la columna de la casa que hay junto a los restaurantes, los sanitarios que le sacaron del coche y le atendieron antes de morir, detectaron que la parada cardiorrespiratoria que sufría no era por la colisión, sino por una puñalada entre la axila y el pezón, que le dañó un pulmón. Y ahí saltó otro interrogante: ¿Cuál era el origen del cuchillo?

La respuesta llegó con la autopsia, tal y como asegura esta fuente: "El conductor se autolesionó clavándose el cuchillo tras causar el atropello múltiple". La Policía Judicial comprobó que el Volkswagen Golf, de color gris, estaba a nombre de un tal Salah y cuando le interrogaron se incrementaron las dudas. "El dueño del coche explicó que se lo prestó a su amigo porque ese viernes tenía cita con el médico en el Hospital Los Arcos en San Javier, pero se comprobó que no acudió al centro hospitalario". En ese momento, el caso saltó a Madrid: todo era muy raro.

El registro del dúplex

Este sábado, una decena de agentes, algunos de ellos del Servicio de Información de la Guardia Civil, se plantaron en el dúplex de El Jimenado donde Hassan le había alquilado una habitación a Abdellah.

- ¿Qué ocurrió durante el registro de su domicilio?

- Hassan: La Guardia Civil vino con perros y estuvieron registrando toda la casa. Me enseñaron una foto de un cuchillo que encontraron en el coche y me preguntaron si era de mi casa, pero yo les dije que no. Tenía pinta de ser comprado en una tienda porque tenía hasta una funda.

- ¿Su amigo le contó que quería suicidarse?

- Nunca tuvo motivos para suicidarse, ni jamás dijo que lo fuese a hacer.

- ¿Últimamente le hablaba mucho del Islam o se quejaba de su situación en España porque no encontraba trabajo?

- No tenía un libro del Corán ni me habló de religión, excepto con motivo de la Fiesta del Cordero de este año, cuando me contó que tenía ganas de celebrarla en Marruecos y al final no pudo porque no reunió el dinero para el vuelo. Tampoco le escuché quejarse de este país. Además, había logrado la nacionalidad española.

- ¿La Guardia Civil intervino algo de la habitación de Abdellah? 

- De su cuarto se llevaron medicinas, recetas, su pasaporte, su carné de conducir, el teléfono, y todos los documentos que tenía desde que estuvo en un centro de menas en Valencia al llegar a España.

Ese dato pone de manifiesto el interés de los investigadores por comprobar la veracidad de la carta de despedida de Abdellah donde habla de supuestos abusos y problemas que sufrió en un centro para menas de la ciudad del Turia. Allí fue atendido por la Comunidad Valenciana desde mayo de 2008 hasta agosto de 2012.

"Se marchó de Beni Mellal sin decirle nada a mis padres: utilizó documentación falsa para hacerse pasar por miembro de una familia marroquí que viajaba a España", según explica su hermano, Bendaoud. "Tenía 13 años cuando acabó en un centro para menores inmigrantes y luego pasó a un piso tutelado".

Tenía nacionalidad española 

Abdellah logró la nacionalidad española en febrero de 2020, tras sumar quince años de residencia en el país y ni un solo antecedente. Algo que hizo ilusión al menor de cuatro hermanos, que siguió los mismos pasos de su prole dejando atrás Marruecos en busca del sueño europeo. "En el piso de Valencia que compartió con otros seis menas, nunca me dijo que lo pasó mal: allí aprendió a leer, a escribir, pudo estudiar...", asegura Bendaoud a EL ESPAÑOL.

No entiende el rencor que expresó en la carta de despedida que dejó en el Golf el día que murió, tras provocar un atropello que ahora está en la diana de la Justicia. "La Guardia Civil me ha dicho que hay un ochenta por ciento de posibilidades de que mi hermano se clavase el cuchillo tras el atropello y que podía ser un terrorista, pero eso es imposible", sostiene apesadumbrado este marroquí.

Bendaoud es incapaz de asimilar semejante giro en su hermano pequeño: el mismo con el que convivió antes de traerse a su familia a Torre Pacheco; el mismo que en 2017 se sacó el permiso E para ser chófer de camiones de 3.500 kilos y hacer portes de electrodomésticos; el mismo que trabajó de furgonetero transportando cuadrillas a fincas agrícolas de la Región; el mismo que hasta julio fue jornalero recogiendo pimientos en un invernadero..."No entiendo nada: Abdellah no era un loco".

- ¿Usted notó en su hermano algún comportamiento extraño?

Yo le decía que tenía que trabajar porque era joven, que no podía estar gastándose todo el dinero y luego volver a buscar un empleo. Los trabajos no le duraban mucho. Mi hermano siempre pedía dinero: no sé si tomaba drogas, la verdad.

- ¿Cree que se había radicalizado por esa inestabilidad laboral?

- Mi hermano no hablaba del Islam. La semana del atropello me dijo que había una gente que le quería matar, pero no me dio ninguna explicación más porque era una persona que hablaba muy poco. Nuestros padres no nos enseñaron a hacer daño a la gente atropellándola.

La última palabra en este terrible suceso que ha consternado a la Región de Murcia, la tendrá la Audiencia Nacional. José María Gil, experto en terrorismo y seguridad, sostiene que Abdellah "actuó como un 'lobo solitario' por los datos periféricos que han trascendido sobre su conducta". Gil argumenta que el autor del atropello "se distanció de su familia, con un comportamiento extraño, oraba a diario y antes no lo hacía, y el viernes hizo un ritual de ablución para purificarse porque se lavó antes de rezar".

- ¿Por qué considera que era un 'lobo solitario'?

- El terrorista pasivo, sin vincularse jerárquicamente a una organización, se puede inspirar en el terrorismo yihadista y ejecutar una acción terrorista. En este caso, los datos periféricos recabados por la Guardia Civil tras entrevistar a su familia apuntan a que se autorradicalizó y siguió la teoría de la oportunidad: actuó cuando tomó la decisión de quitarse la vida y eligió un objetivo. No tiene que ser una ciudad, puede ser un pueblo, como Roldán. En Francia ya hemos visto como muchos de los grandes atentados que se han producido han ocurrido en poblaciones pequeñas.

Vestido de punta en blanco

El viernes, a las 7.20 horas, Abdellah, salió caminando del dúplex de El Jimenado al encuentro de su amigo Salah para coger prestado su coche. Todo ello, tras mentirle diciendo que lo necesitaba para ir al Hospital de Los Arcos porque tenía unos problemas de estómago.

Este veinteañero iba vestido de punta en blanco: un polo, unos pantalones Levi's, con un cinturón Tommy Hilfiger a juego, y unas zapatillas. Tan solo llevaba un objetivo en mente: los restaurantes Honey's Bar y Gateway to India, que están situados a unos metros del domicilio que tiene en Roldán uno de sus tres hermanos.

Al volante del Golf, pasadas las dos de la tarde, Abdellah atravesó la avenida de Murcia a cien kilómetros por hora, y arrasó dos terrazas, justo cuando enfrente, en la Pizzería Toscana, un grupo de guardias civiles celebraba una comida de despedida de un par de compañeros a los que cambiaban de destino. A falta de que la Audiencia determine si ese atropello múltiple fue obra de un demente suicida o de un terrorista yihadista, lo único que está claro es que murió una persona inocente. 

 

 

 

21 septiembre 2021 (5) El País

21 septiembre 2021

 


Juicio  por los atentados del 17-A

Uno de los tres condenados por los atentados de Barcelona y Cambrils queda en libertad

 

Said Ben Iazza, sentenciado a ocho años por colaborar con el grupo que perpetró el 17-A, lleva cuatro años en prisión provisional

Said Ben Iazza, uno de los tres condenados por los atentados de Barcelona y Cambrils de 2017, ha quedado en libertad provisional. La Audiencia Nacional ha ordenado la excarcelación de Ben Iazza, que fue condenado a ocho años de cárcel por colaborar con el grupo terrorista que perpetró los ataques del 17-A, en los que murieron 16 personas. En un auto al que ha accedido EL PAÍS, el tribunal que juzgó a la célula yihadista de Ripoll accede a la petición de la defensa porque se han cumplido cuatro años desde que fue detenido, el máximo que prevé la ley para la prisión provisional.

Los otros dos condenados por el mayor golpe del yihadismo en España desde el 11-M, Mohamed Houli y Driss Oukabir, seguirán en prisión provisional. El pasado mayo, la Audiencia Nacional les condenó a 53 años y medio y 46 años de cárcel respectivamente por pertenencia a organización terrorista, fabricación de explosivos y estragos de carácter terrorista. La sentencia no es firme, pero en junio el tribunal acordó que ninguno de los tres podría salir en libertad provisional hasta cumplir la mitad de la pena impuesta. Eso es lo que ha ocurrido ahora con Ben Iazza, dado que su condena es de ocho años.

Ninguno de los tres condenados fue considerado culpable de los 16 asesinatos y de los cientos de heridos que dejó la jornada. Los autores materiales murieron. Dos de ellos lo hicieron en una explosión fortuita ocurrida la noche antes en una casa de Alcanar (Tarragona) donde la célula almacenaba explosivos: el supuesto líder de la célula, el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty, y su primer discípulo, Yousseff Aalla. En la explosión resultó herido uno de los tres condenados, Mohamed Houli. El resto de la célula fue abatida por la policía durante o después de los ataques. Younes Abouyaaqoub, el joven que arrolló a decenas de personas que paseaban por La Rambla la tarde del 17 de agosto, cayó por las balas de la policía tras una huida de cuatro días. También fueron abatidos otros cinco miembros de la célula que, unas horas más tarde, irrumpieron en el paseo marítimo de Cambrils (Tarragona) y sembraron el caos.

En el juicio, el joven negó los hechos y aseguró que solo conocía a Abouyaaqoub (autor del atropello) y a Mohamed Hichamy (líder del grupo que atentó en Cambrils) porque eran clientes de la carnicería.”No tengo nada más que decir a lo que ha dicho mi abogado”.  Voy a dejar que las pruebas hablen por sí mismas”, dijo al hacer uso del derecho a la última palabra y poco después de que su abogado pidiese ya su puesta en libertad provisional a la espera de sentencia. El tribunal no le creyó, pero ahora ha tenido que acordar su puesta en libertad provisional. Los magistrados han ordenado, sin embargo, una serie de medidas cautelares para evitar la huida de Ben Iazza: debe designar domicilio en España, no abandonar el país y entregar el pasaporte.

 

21 septiembre 2021 (4) elespañol.com (opinion)

21 septiembre 2021 

 


En libertad uno de los tres condenados por los atentados terroristas del 17ª

Al estar la sentencia recurrida y haber cumplido cuatro años de prisión preventiva, la mitad de la pena impuesta

 

La Audiencia Nacional ha acordado dejar en a uno de los tres condenados en la causa sobre los atentados yihadistas del 17 de agosto de 2017en Cataluña al haber cumplido cuatro años de prisión preventiva, la mitad de la pena impuesta, y estar la sentencia recurrida.

Se trata de Said Ben Iazza, condenado a ocho años de cárcel por colaboración en organización terrorista al haber prestado su documentación y una furgoneta para comprar y transportar artefactos explosivos.

Pasaporte retenido y prohibición de irse del país

Al estar la sentencia recurrida ante la Sala de Apelaciones de la Audiencia y haber cumplido la mitad de la condena que le fue impuesta, el tribunal que juzgó los hechos ha acordado su puesta en libertad a petición de su defensa, según un auto dictado este martes, adelantado por el diario El País.

El tribunal acuerda, no obstante, una serie de medidas cautelares para él como la retención del pasaporte, la prohibición de salida del país sin autorización judicial o la fijación de domicilio en España con la obligación de comunicar cualquier cambio de lugar de residencia.

Resto de condenados

Junto a él, el tribunal condenó a 53 años de prisión a Mohamed Houli, que resultó herido en la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) donde los terroristas confeccionaban artefactos explosivos, y a 46 años de cárcel a Driss Oukabir, quien alquiló la furgoneta con la que se cometió el atropello masivo en Las Ramblasde Barcelona.
En su caso, no ha vencido el límite legal de la mitad de la pena que les fue impuesta, requisito que estableció la Audiencia el pasado 29 de junio, de modo que seguirán en prisión provisional.

Sentencia recurrida

Tras la sentencia, defensas y acusaciones recurrieron ante dicha instancia superior de la Audiencia Nacional, entre ellas varias asociaciones de víctimas, que solicitaron que los dos condenados por pertenencia a organización terrorista sean considerados también coautores de los delitos de asesinato cometidos por sus compañeros de célula fallecidos.

Los atentados de las Ramblas y Cambrils (Tarragona) causaron 16 muertos y 140 heridos.

La primera acción terrorista, perpetrada mediante un atropello masivo con una furgoneta, tuvo lugar el 17 de agosto de 2017 en Las Ramblas, y en la madrugada del día siguiente cinco terroristas atropellaron a varias personas en el paseo marítimo de Cambrils y apuñalaron a otras. Los Mossos los abatieron ese mismo día, mientras que el autor del primer ataque fue abatido el día 21.

Opinión:

Desde esta misma tarde estamos recibiendo en la UAVAT numerosas solicitudes de muchos medios de comunicación para conocer nuestra opinión al respecto de la liberación del terrorista Said Ben Iazza.

Aunque atenderemos a todos los que nos sea posible, avanzamos en esta opinión lo siguiente:

Hay diferentes aspectos a considerar. Para empezar, que tras conocer la sentencia de 28 de mayo de 2021, se mantuvo una reunión presencial con un numeroso grupo de víctimas a las que se pudo explicar todo lo relacionado con la sentencia incluyendo también las cuestiones implicadas en las condenas impuestas a los tres miembros de la célula.

Una de estas cuestiones tenía relación con las razones por las que Said Ben Iazza fue condenado por delitos menores en comparación a los que cometieron sus dos compañeros. Esta situación hacía posible que al ser condenado a ocho años pudiera ser puesto en libertad a la mitad de la condena, es decir, ahora al cumplir los cuatro años en prisión.

Al no ser firme la sentencia, se esperará a la firmeza de la misma para solicitar la “liquidación de condena” correspondiente.

Resta decir que la reacción de las víctimas con las que estamos contactando es una mezcla de decepción y de incomprensión, aunque el hecho de haber podido explicarles la realidad jurídica en estos meses desde la publicación de la sentencia ha permitido que muchas de sus dudas hayan quedado resueltas de antemano.

 

 

21 septiembre 2021 (3) eldiario.es

21 septiembre 2021 


Euskadi endurece su plan de convivencia para señalar a la izquierda abertzale y a la "cultura política que ha amparado" el terrorismo

El documento, reformulado tras una ronda del Gobierno con partidos o asociaciones de víctimas, alerta igualmente de que los homenajes a expresos de ETA suponen una "revictimización"

El Gobierno vasco ha aprobado este martes, en su reunión semanal, la redacción definitiva de su nuevo plan de convivencia, denominado Udaberri 2024 y que busca asociar la primavera de su nombre con una sociedad más diversa, abierta y plural ahora que quedan días para que se cumplan diez años del final de la violencia de ETA. El borrador fue presentado en mayo y ha sido sometido desde entonces a un "proceso de contraste" con todos los partidos políticos vascos -salvo Vox-, asociaciones de víctimas y otros colectivos. Entiende la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, que "aquella primera versión ha sido validada y enriquecida" y, entre las novedades que incorpora, destaca la mayor exigencia a la izquierda abertzale por haber dado cobertura a ETA y también la denuncia de que los homenajes a los presos suponen un menosprecio a sus víctimas. Así se exigió desde determinados ámbitos como el PP al entender que la amalgama de aspectos que abordaba el plan, desde la orientación sexual al terrorismo, dejaba fuera de foco medio siglo de violencia en Euskadi.

Entre las partes modificadas de mayo a septiembre figura el señalamiento explícito a "quienes han tenido responsabilidad directa o indirecta en medio siglo de terrorismo y violencia", según ha explicado Artolazabal a los medios de comunicación. "Primavera es también memoria, es también verdad, es también autocrítica sincera y real por parte de quienes han ejercido la violencia y las culturas políticas que han amparado ese ejercicio. El fin del invierno y un nuevo amanecer exigen un reconocimiento en términos éticos, políticos y democráticos: fue injusto”, ha afirmado la consejera siguiendo con la metáfora de las estaciones. Sobre los 'ongi etorri', la nueva redacción del plan es la que sigue: "[Se precisa] Una mirada crítica también ante los 'ongi etorri' públicos a expresos de ETA, ya que más allá de su dimensión humana, afectiva, personal y familiar, suponen 'de facto' una exaltación simbólica de la cultura política de la violencia y un agravio y revictimización de las víctimas". "Hemos querido subrayar que la reflexión crítica sobre el pasado debe interpelar especialmente y en primera persona a quienes han ejercido, justificado o contextualizado el terrorismo de ETA y la violencia", ha aseverado Artolazabal.

No obstante, el plan apunta también a rebrotes de violencia más recientes vinculados al ocio, a los altercados con la Policía o a los delitos de odio.“El diagnóstico de la sociedad vasca del 2021 ha de ser un diagnóstico en términos de realidad y esperanza. Nos quedan asignaturas pendientes y en curso, pero caminamos en la buena dirección. El fin de ETA abrió un nuevo tiempo, un nuevo escenario, un nuevo reto: la convivencia en la pluralidad y en la diversidad. […] Esta mirada esperanzada se torna en mirada preocupada ante diversas expresiones de violencia, intolerancia y sectarismo que todavía emergen en nuestro entorno. Pintadas, amenazas, agresiones físicas y verbales, ataques a la Ertzaintza, … Son expresiones de una cultura de la violencia que subyace todavía en determinados sectores y resulta incompatible con la convivencia democrática", se puede leer en el documento. Y se añade: "Reafirmar la radical deslegitimación política y social de la cultura de la violencia como estrategia de acción política; preservar y reforzar el pluralismo como elemento constitutivo del ADN político vasco; y velar por la protección efectiva de los derechos de todos y todas -especialmente de las víctimas y los sectores más vulnerables- constituyen las mejores garantías para ese futuro esperanzador en términos de convivencia y contrato social entre diferentes al que aspiramos”.

En general, Udaberri 2024 sitúa a la víctima como protagonista "insustituible" de las políticas en esta materia de memoria y convivencia. "[Se persigue] Una memoria construida, en primer lugar, sobre el conocimiento fehaciente de los hechos. Una memoria que cuente los hechos, todos los hechos; qué pasó, por qué pasó, quiénes fueron los responsables, quiénes las víctimas. Una memoria construida sobre la base de la disciplina histórica, el rigor y método histórico-científico. Historia al servicio de la construcción social de la memoria, memoria al servicio de la verdad”, se indica. Eso sí, hay una percepción compartida de que inculcar en la juventud los valores de convivencia y respeto cívico será lo que consolide una sociedad justa. Así lo explica la redacción definitiva del plan: "[Tenemos] Una juventud que no ha vivido directamente -o que no es consciente de haberla vivido- la experiencia traumática de la violencia y sus efectos, y, por ello, sin memoria personal propia y con mayor predisposición a amortizar el pasado. Y una juventud, al mismo tiempo, sujeto y actor del modelo de convivencia futura. Empoderar a la juventud como protagonista del futuro de la convivencia, desarrollar el binomio convivencia-juventud -más allá incluso del sistema educativo-: éste es uno de los principales objetivos del presente plan. La reflexión y el debate sobre la convivencia no puede ni debe ser monopolio de las generaciones del ciclo de la violencia".

Adjunto al plan, aparecen 70 objetivos más concretos en materia de convivencia, la mayoría de ellos ya conocidos. Se abre la puerta a modificar la ley vasca de víctimas del terrorismo, se insiste en la necesidad de reconocer también a los afectados por la violencia policial, a ahondar en un modelo penitenciario de reinserción ahora que el 1 de octubre asumirá las competencias de Prisiones y el desarrollo de dos memoriales propios, además del museo de Gernika, dedicado al bombardeo de 1937. Son los de la sede del Instituto de la Memoria (Gogora) en Bilbao y el del tiroteo de la Policía Armada acaecido el 3 de marzo de 1976 en la iglesia de San Francisco de Vitoria. La aprobación del plan ha coincidido con el día internacional de la paz. Artolazabal ha destacado que ETA ha sido el principal factor de vulneración de derechos humanos "durante cinco décadas" pero ha insistido en que deben activarse también otras agendas de "diversidad" para atender los retos de una sociedad occidental del siglo XXI. La diversidad "no como un imperativo" sino "como un activo" en todos los órdenes, el sexual, el racial, el religioso y hasta el de la diferencia de edad, ha subrayado.

 

 

 

21 septiembre 2021 (2) Deia (opinión)

21 septiembre 2021

 


Moncloa reclama a la derecha no utilizar “la excusa de los terroristas

Acusa a PP y Vox de confrontar de manera partidista tras los actos del sábado en Arrasate

Pese a la decisión de la red  ciudadana Sare de desconvocar la marcha de 31 kilómetros que tenía prevista el pasado sábado en Arrasate para denunciar “las cadenas perpetuas encubiertas” de la política penitenciaria de excepción, PP y Vox mantuvieron sus actos en la citada localidad, por lo que se vivieron escenas de tensión con antifascistas sin apenas incidentes. La portavoz del Gobierno español, Isabel Rodríguez, salió ayer al paso de lo vivido el fin de semana y pidió no utilizar a las víctimas “con la excusa de los terroristas” para seguir confrontando de forma partidista. Esta forma de proceder es “inadmisible en democracia”, añadió.

En declaraciones a TVE, Rodríguez  dijo que el Ejecutivo de coalición está junto a las víctimas. “Hemos llorado muchos muertos”, aseveró, y recordó que el gabinete de Pedro Sánchez estaba “del lado de las víctimas” en el homenaje que organizó la Delegación del Gobierno en la CAV y al que se sumó el Ejecutivo vasco, el pasado viernes en el Memorial de Víctimas en Gasteiz.

La también ministra de Política Territorial indicó que en dicho acto se recordó a las 39 víctimas del preso de ETA Unai Parot e insistió en que en el Estado se ha sufrido mucho y “llorado a muchos muertos” pero que hace ya una década se logró vencer a ETA.

En la misma línea, la ministra de Defensa, Margarita Robles, aseguró que a ella la van a encontrar “siempre” con las víctimas y recordó que cuando fue Secretaria de Estado de Interior acudió a varios funerales de fallecidos por terrorismo, algunos amigos suyos. Pidió por ello respetar a las víctimas, situarse muy cerca de ellas y mostrarles “solidaridad máxima”. Robles añadió que, aunque legalmente existe el derecho de manifestación, se las debería “cuidar mucho”.

Tras desconvocar la marcha de  Arrasate, Sare, la red de apoyo a los presos de ETA, se movilizó en decenas de municipios de la CAV contra las cadenas perpetuas de facto y la aplicación de la legislación de excepción. La movilización más numerosa tuvo lugar precisamente en la localidad guipuzcoana. 

Frente a esto, PP y Vox realizaron actos de protesta en Arrasate. La vicesecretaria estatal de Organización y presidenta del PP de Nafarroa, Ana Beltrán, acusó al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, de ser “el pastor que cuida a los lobos” y le instó a elegir entre estar con “las víctimas del terrorismo de ETA o con los verdugos”. El presidente de Vox, Santiago Abascal, denunció por su parte la “traición” a las víctimas del terrorismo de Sánchez, al que acusó de ser presidente “con los votos de ETA”.

Nueva ley

El mismo sábado, el presidente del PP, Pablo Casado, anunció que, de llegar a ser presidente del Gobierno, aprobará una ley para impedir la celebración de homenajes a etarras. Ayer, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, aseguró que Moncloa ya cuenta con “instrumentos suficientes” para prohibir actos como los que impulsó Sare el fin de semana. Añadió que prohibirlos es responsabilidad de la Delegación del Gobierno y que se puede cambiar la ley para que se haga de forma “más sencilla” pero no por-que ahora no se pueda.

En RNE Arrimadas abogó, antes que por abordar una reforma legal, por la “repulsa social” a estas convocatorias y lamentó que haya partidos que respaldan “actos de apoyo a etarras” y que participan en la negociación de los Presupuestos del Estado con Pedro Sánchez, en referencia a EH Bildu.

Por su parte, la secretaria general  del PP vasco, Laura Garrido, calificó ayer de “incomprensible” que en una sociedad avanzada como la vasca se trate a los presos de ETA “como héroes”. En una entrevista en ETB1, dijo que el objetivo de su partido el sábado en Arrasate era “estar con las víctimas y reivindicar memoria, dignidad y justicia”, así como “denunciar que el acto de la izquierda abertzale humillaba a las víctimas y ensalzaba a los terroristas

Opinión:

Me gustaría lanzar una propuesta al Gobierno y a la oposición. ¿Por qué no organizan un debate en un medio de comunicación para que la población conozca la realidad de todo lo que está ocurriendo? ¿Por qué no aparecen en público explicando las razones jurídicas y sociales que están envueltas en todo este asunto? ¿Por qué no debaten sobre los Códigos Penales vigentes en el momento de la comisión de los delitos?

Resumiendo… ¿por qué no se arriesgan los políticos a aparecer ante la opinión pública (que es quien paga sus altos sueldos) y hacer una demostración de cultura jurídica?

¿O es que quizás no tienen ni idea sobre el tema y les va mucho mejor la confrontación y la confusión?

Por otro lado, también habría que recordar a estos partidos que se llenan la boca con lo de “respeto, memoria, dignidad, verdad…” de “las” víctimas del terrorismo, que son los mismos que no permitieron una Comisión de Investigación por los atentados ocurridos en agosto de 2017 en Catalunya. Así que, por favor, lecciones de “respeto, memoria, dignidad, verdad…”, las justas…