viernes, 19 de noviembre de 2021

17 noviembre 2021 (2) Diario vasco (opinión)

17 noviembre 2021 


 

Euskadi asume los primeros traslados de etarras desde que gestiona Prisiones

El departamento vasco de Justicia e Instituciones Penitenciarias coordinan el acercamiento a Euskadi de cuatro reclusos de ETA

El Ministerio del Interior ha reactivado el acercamiento de presos de ETA después de mes y medio sin que ningún recluso de la organización terrorista haya sido trasladado a prisiones cercanas a Euskadi. Ayer, la secretaría general de Instituciones Penitenciarias dio luz verde para que cuatro presos de ETA acaben por cumplir su pena directamente en cárceles vascas, el primer ‘paquete’ de presos de la banda que aterrizará en Euskadi desde que el Gobierno Vasco asumió, el pasado 1 de octubre, la competencia de Prisiones.

Los cuatro presos de ETA que se acercarán son Santiago Aragón Iroz, que irá a la cárcel de San Sebastián desde el centro penitenciario en el que actualmente cumple su condena, en Logroño; Juan Carlos Herrador Pouso, que cambiará la prisión de El Dueso (Cantabria) por la cárcel de Bilbao; Jesús Guinea Sagasti, que dejará el centro penitenciario de León por la prisión de la capital vizcaína; e Iker Lima Sagarna, que también irá a la prisión de Bilbao, procedente de la cárcel de León.

Cuatro acercamientos que han sido coordinados entre Instituciones Penitenciarias y el departamento vasco de Justicia que dirige Beatriz Artolazabal. Santiago Aragón fue condenado en 2003 a 43 años de prisión por delitos de pertenencia a banda terrorista, depósito de armas, tenencia de explosivos y falsificación de documentos, además de por ser miembro del comando que en julio de 2001 asesinó al ertzaina Mikel Uribe. Juan Carlos Herrador, por su parte, ingresó en prisión el 2 de abril de 2007 y tiene una condena de 19 años por colaboración con banda armada y depósito de armas. La Audiencia Nacional condenó a Jesús Guinea a 12 años de prisión por quemar un cajero automático el 15 de agosto de 1997, durante las fiestas de en Larrabetzu. en Bizkaia. Por último, Iker Lima –que ingresó en prisión el 25 de noviembre de 2002– cumple una condena de 25 años por los delitos de incendio, daños, lesiones y desórdenes públicos.

«Falta de escrúpulos»

Una vez conocido el traslado de los cuatro presos, la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) denunció que los reclusos vayan a ser acercados a prisiones vascas «sin colaborar con la justicia». De ahí que el colectivo, presidido por Maite Araluce censurase la «falta de escrúpulos del Gobierno de Pedro Sánchez y la falta de empatía hacia las víctimas del terrorismo». Según cuantificó la AVT, desde que Pedro Sánchez se instaló en la Moncloa –en junio de 2018– han sido aprobados 276 traslados, de los cuales 202 corresponden a presos de ETA. De ellos, Euskadi ha asumido el traslado de 77 reclusos de la banda, mientras que Navarra ha hecho lo propio con 16. De los etarras trasladados, según apuntó la AVT, tienen 111 delitos de sangre.

Según fuentes consultadas, el Gobierno Vasco comunicó con antelación a las víctimas afectadas por los delitos cometidos por estos cuatro presos de que se iban a producir estos acercamientos.

Opinión:

Sinceramente, hay que recordar ciertas vivencias. Pese a no pertenecer a la actual AVT creo que los años dedicados a la delegación catalana de la ANTIGUA AVT me dan derecho a opinar al respecto y solo digo que no recuerdo reacciones de la actual AVT cuando se llevaban a cabo los acercamientos durante los gobiernos de Mariano Rajoy.

Por no hablar de cómo habrían actuado viendo los acercamientos de la época de José María Aznar.

Me consta que hay víctimas que aún están en los listados de la actual AVT que no coinciden en absoluto con la opinión de la presidenta de la AVT. ¿Quizás porque hace muchos lustros que no hay contacto entre ellos?

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario